Connect with us

Economía

La argentina formalizó el pedido de excepción a los aranceles al aluminio y al acero a Estados Unidos

El ministro de Producción, Francisco Cabrera, y el canciller Jorge Faurie enviaron una carta al Representante de Comercio de los Estados Unidos, Robert Lighthizer, solicitando de manera formal la excepción de nuestro país a los nuevos aranceles estadounidenses al acero y al aluminio.

La misiva destaca la cooperación en defensa y seguridad entre ambos países y también los varios mecanismos institucionales para abordar asuntos económicos, como el Acuerdo Marco de Comercio e Inversión bilateral. Asimismo, remarca la fuerte relación comercial entre los dos países y destaca el importante superávit que favorece a los EEUU, superávit que se vería significativamente incrementado por la restricción a la importación de productos de acero y de aluminio desde la Argentina.

Nuestro país argumentó que las exportaciones argentinas de acero no desplazan la producción nacional de los EEUU. Argentina representa sólo el 0,6% de las importaciones totales estadounidenses y entre los países de origen de las importaciones de acero ocupa el puesto 26. Dichas exportaciones se concentran en los tubos de acero sin costura, productos de alto valor agregado que constituyen un suministro clave para los productores del sector de petróleo y gas en los Estados Unidos.

En el caso del aluminio, las exportaciones tampoco desplazan la producción de Estados Unidos ni amenazan su seguridad nacional: representan solo 2,3% de las importaciones totales.

Finalmente, la Argentina señaló que no es un país de transbordo o triangulación para exportaciones de acero o aluminio a los EEUU. Las importaciones argentinas de productos de acero y aluminio son relativamente pequeñas y se concentran en categorías de productos que Argentina no exporta a dicho país. Además, la Argentina cuenta con procedimientos sólidos para las investigaciones antidumping y de subsidios, así como normas y estándares técnicos de calidad para estos productos.

Por último, la Argentina remarcó ser un participante activo en los esfuerzos para combatir el exceso de capacidad mundial de acero. El Gobierno de la Argentina apoyó firmemente la creación del Foro Global sobre Capacidad Excesiva del Acero (GFSEC) en la Cumbre del G20 Hangzhou y, como Presidente del GFSEC en 2018, lidera un ambicioso programa de trabajo destinado a que los miembros adopten medidas concretas y rápidas para eliminar los subsidios y otras medidas de apoyo estatal que distorsionan el mercado y que contribuyen al exceso de capacidad.

El 8 de marzo el presidente Donald Trump emitió dos proclamas presidenciales por las cuales establece: a) un arancel adicional de 25% a la importación de productos de acero, y, b) un arancel adicional de 10% a la importación de productos de aluminio.

Ante esta medida, Faurie y Cabrera enviaron una nota al Representante de Comercio y al Secretario de Comercio de EEUU, solicitando dar inicio a un diálogo que permita que nuestro país sea exceptuado de este arancel adicional.

En un diálogo telefónico, el 9 de marzo el Presidente Macri le expresó su preocupación a su par de los EEUU, quien se comprometió a evaluar el pedido.

El 13 de marzo, el Embajador argentino en los Estados Unidos, Fernando Oris de Roa; el secretario de Comercio, Miguel Braun; y el subsecretario de Comercio Internacional, Shunko Rojas, se reunieron en Washington con el Secretario de Comercio, Wilbur Ross.

Continue Reading
Advertisement

Destacadas