Connect with us

Florencio Varela

Comienza el período de contingencia sanitaria para las infecciones respiratorias agudas

Desde el 1 de junio, rige en Florencio Varela un plan especializado tendiente a propiciar el cuidado integral del niño con el eje en el desarrollo infantil para evitar tanto el contagio como la propagación de afecciones en el sistema respiratorio.

Durante una conferencia de prensa, el Secretario de Salud -Germán Sacido- junto a un equipo interdisciplinario que conforman Rubén Trepichio -Subsecretario de la mencionada cartera-, Noemí Logiurato -Directora General de Atención Primaria- más Silvina Moggiano -Doctora a cargo de los programas “Al fin en casa” y “Primera noche”- explica las acciones que desarrollará el municipio durante los próximos noventa días para prevenir las infecciones respiratorias agudas que ocasionan trastornos en la laringe, la tráquea o los pulmones tanto en lactantes como en menores de dos años.

En primera instancia, el titular del área sanitaria comunal sintetiza las diferentes intervenciones que completan el proyecto. “Instalamos salas de observación ampliada que funcionan de lunes a viernes desde las 9 hasta las 17hs en tres Centros de Atención Primaria para evitar la internación innecesaria del paciente y brindarle el tratamiento adecuado con pautas de alarma domiciliaria. En los restantes, efectuamos los controles sanitarios sin asignar turnos: el pediatra trabaja con agenda abierta para satisfacer la demanda diaria. Además, incrementamos las visitas al hogar en las horas posteriores a la externación desde la guardia perteneciente al Hospital Mi Pueblo”, describe.

¿En qué consiste la contingencia sanitaria?
Rubén Trepichio: Las infecciones respiratorias agudas representan el 70% de las causas en la mortalidad infantil y generan el 50% de las internaciones durante la época invernal. Es un tema que despierta preocupación, principalmente la bronquiolitis porque tiene una circulación viral muy fuerte que crece de manera exponencial desde junio hasta agosto. Por ese motivo, todos los años debemos re-diseñar un plan de intervención para evitar su propagación. En los últimos años, las estadísticas del distrito exhiben un promedio de tres mil afectados con bronquiolitis y dos mil con neumonía. La situación requiere de una labor articulada entre el primer nivel de atención, el SAME como entidad de abordaje inicial en el traslado de los pacientes más el Hospital “Mi Pueblo” junto a la Región Sanitaria VI: pilares para sostener la contingencia.

¿Qué función cumplen las salas de observación ampliada?
Rubén Trepichio: son dispositivos complementarios para la observación. Instalamos tres espacios de control: uno en Villa Vatteone, otro en KM26 y el restante en Ricardo Rojas. Es un ámbito que otorga una mirada más precisa debido al monitoreo permanente y el seguimiento exclusivo que realizan tanto los enfermeros como los médicos a los niños que estén en el lugar. Además, reciben derivaciones desde otros CAPS para mantenerlos en observación.

¿Cómo actúa el personal?
Noemí Logiurato: Capacitamos a los agentes para un diagnóstico certero en el primer contacto. La instrucción al personal de enfermería, administrativos y a las promotoras de salud comienza en abril. Luego, repetimos los cursos para actualizar el conocimiento. De esta manera, llegamos muy bien preparados a la etapa más compleja. Florencio Varela tiene una particularidad: quienes atienden a los vecinos son universitarios. En ese aspecto, la formación de los estudiantes en la Universidad Nacional “Arturo Jauretche” es un factor determinante. Antiguamente, eran auxiliares quienes efectuaban la contención; En la actualidad, son graduados altamente calificados para detectar en la primera revisión el nivel de riego existente, el estado sanitario e iniciar el tratamiento adecuado cuanto antes.

¿Cuáles son las pautas de alarma?
Silvina Moggiano: Las promotoras sanitarias explican a las familias cuales son las señales de alerta que permiten intervenir a tiempo y reducir los riesgos para evitar la internación. En primera instancia, aparece un cuadro febril que supera los 38 grados ocasionado por un virus. Luego, mucha tos e inconvenientes al respirar que simulan un silbido en el pecho. Ante esa sintomatología, resulta vital acudir a la ayuda profesional para abordar el caso tempranamente. La dificultad respiratoria que presenta un niño está directamente vinculada a su edad. Los menores de un año tienen más complicaciones. Por ese motivo, aplicamos una iniciativa que consiste en visitas domiciliarias a los bebés que egresan de la guardia pediátrica perteneciente al Hospital “Mi Pueblo” para conocer como transcurren esas horas posteriores en su hogar. La característica fundamental es el cuidado junto a la familia mediante consejos respecto al lugar donde duerme, la posición que toma para hacerlo, recomendaciones si algún fumador habita la casa, información útil sobre la lactancia, vacunación y todo lo relacionado a evitar condiciones que puedan agravar el cuadro clínico. Desde el año 2014 aplicamos esta metodología. Llevamos 1700 chicos visitados y apenas 53 re-internados: cifras que demuestran la eficacia de una estrategia que requiere una red inter-institucional sólida.

Continue Reading
Advertisement

Destacadas