Connect with us

Destacados

Suena fuerte el rumor de lanzamiento de Cristina en territorio amigo de Ensenada

*Por Jorge Joury

Mario Secco, el intendente de Ensenada prepara toda la artillería para el 11 de agosto. Ese día se lanzarán las primeras bengalas de la campaña presidencial de Unidad Ciudadana. Bajo las banderas: “Reivindicamos el liderazgo de Cristina Fernández de Kirchner”, la convocatoria también califica como “apátrida” al Gobierno de Mauricio Macri. El senador Miguel Angel Pichetto había anticipado que pese a su silencio, la ex presidenta iba a volver a ocupar la centralidad política de cara a los comicios 2019. Por lo que se murmura en corrillos de fuentes confiables, la entretela de este cónclave del kirchnerismo se cocinó a fuego lento en La Plata. El objetivo del encuentro, que tendrá entre otras figuras a Máximo Kirchner como orador de cierre, apunta a fortalecer el liderazgo de CFK. No obstante, se aclaró que por ahora no se hablará de candidaturas. La ingeniería del acto se encuentra a cargo de La Cámpora; Kolina, de Alicia Kirchner, y Nuevo Encuentro, de Martín Sabbatella. Son las diferentes agrupaciones que integran Unidad Ciudadana.
Pese a su silencio, que la hace subir en las encuestas, hace semanas que Cristina se mueve sigilosamente.Mandó a su lugarteniente Oscar Parrilli a formalizar acuerdos en el interior del país. La idea es instalar al partido con candidatos propios, sin cerrarle la puerta a nadie y alentar un frentismo con otros partidos. Mientras tanto, CFK se mantiene como el vehículo electoral más competitivo. Los intendentes del conurbano ven en ella la posibilidad más segura de blindar la gobernabilidad en los Concejos Deliberantes. En Municipios como La Matanza, tercera sección; o Malvinas Argentinas, primera, la ex presidenta supera el piso del 50% de intención de voto. Por ahora, CFK quiere ampliar su base en el interior.Mientras tanto, no se muestra. Mantiene su silencio. La estrategia en el Instituto Patria consiste en dejar en evidencia el momento más delicado de la gestión Macri.

UN ACTO CON REPRESENTACION FEDERAL

Los efectos de la crisis a la que la Casa Rosada no le encuentra salida, en medio de la devaluación, suba de tarifas, recorte del gasto público e inflación en alza, mantienen al kirchnerismo con alta competitividad electoral de cara a 2019. “Macri es el mejor jefe de campaña del kirchnerismo. No hace falta que Cristina diga nada”, se comenta en el bunker de Unidad Ciudadana que participa del armado del plenario de Ensenada.
En ese encuentro, que tendrá como anfitrión al jefe comunal Mario Secco, ferviente cristinista, habrá además una representación federal de todas las provincias. Para los observadores, se trata de un indicio del despliegue nacional que tendrá Unidad Ciudadana, con o sin Cristina de candidata, en 2019.
Mientras tanto, la expansión del kirchnerismo, altera los ánimos del PJ federal. Si UC planta candidatos propios en las provincias y fractura al electorado peronista, los gobernadores quedarán expuestos a perder sus distritos. En ese contexto, el salteño Juan Manuel Urtubey y Miguel Pichetto salieron en las últimas horas a advertir que la senadora será candidata a presidenta el próximo año. El avance del cristinismo tiene a Urtubey, precandidato presidencial de la liga de gobernadores, y a Sergio Massa, como principal dique de contención en el peronismo. Ese rechazo del gobernador de Salta y del ex intendente de Tigre a confluir con Cristina es señalado por el kirchnerismo como funcional a Cambiemos.

FELIPE NO QUIERE DOS PERONISMOS

Mientras tanto, Felipe Solá marca la diferencia.Dispara con énfasis que “no quiero ir a una elección con dos peronismos. El que trabaja en esa dirección, favorece a Macri”, se quejó. Algunos sostienen que Solá, tendría la bendición de la Cristina para mostrarse como opción presidencial 2019, junto a Agustín Rossi. Todo indicaría que el ex gobernador de Buenos Aires vuelve a acercarse al kirchnerismo. Y se muestra como prenda de unidad con sectores que aspiran a asimilar a Unidad Ciudadana en un frente electoral común pero sin Cristina como candidata.
Pero Solá y Rossi no son los únicos con aspiraciones presidenciales en el post kirchnerismo. También hay que contar a Sergio Uñac, gobernador de San Juan, que también es tentado por la liga de intendentes del conurbano para ser candidato. Lo estimulan a desdoblar la elección, ganar en primer término la provincia y una vez reelecto gobernador, arriesgar en la presidencial ante Macri o María Eugenia Vidal. Ese esquema apunta a evitar el techo electoral de Cristina en un eventual balotaje donde el macrismo sacaría ventaja en caso de que la ex presidenta ingrese a la segunda vuelta y se polarice la elección.
A todo esto y en el marco de este peronismo en ebullición, una encuesta de reciente aparición marca que sólo Sergio Massa y Cristina Kirchner derrotarían a Mauricio Macri en primera vuelta en el caso de una elección presidencial con escenarios polarizados, aunque la diferencia más alta es para la ex presidenta, con nueve puntos de ventaja.
Se trata de un trabajo de la consultora Gustavo Córdoba & Asociados que también mide a los gobernadores Juan Manuel Urtubey (Salta) y Juan Schiaretti (Córdoba) y a José Manuel De la Sota.
En un mano a mano con el ex intendente de Tigre, el Presidente caería derrotado 28,2% a 27,8%. En esa posibilidad, los indecisos se mantienen en un elevado 44%, situación que, en todo caso, podría ser capitalizada por uno o por otro. El sondeo se realizó en todo el país entre el 2 y 3 de julio con 1200 casos.

MACRI VIENE EN PICADA

Macri correría la misma suerte al enfrentarse con la ex presidenta y senadora nacional, ya que alcanzaría el 30,3% mientras que CFK se impondría con 39,7%. En esta opción, los indecisos bajan al 30%.
Frente a Schiaretti, Macri lograría un 30% mientras que el gobernador cordobés apenas obtendría un 9,1%. En tanto, en una pela con De la Sota, el cordobés obtendría 15,3% mientras que Macri 29%.
Por último, en una compulsa con el salteño Urtubey, Macri ganaría con 24,4% a 16,6%. El estudio no mide segunda vuelta, que se produciría en todos los casos analizados. Los números encendieron en las últimas horas una alarma en la Casa Rosada.
En Balcarce 50 hasta ahora se pensaba que la única con chances de alcanzar un balotaje era la santacruceña, a quien veían derrotar en esa instancia. Pero la posibilidad de que Massa tenga chances de alcanzar la instancia final es otra cosa, ya que podría pescar en el electorado de Cambiemos.
Otro dato que surge del documento es que el votante de Cambiemos prefiere a Vidal antes que a Macri. Ante la pregunta sobre quién cree que es el mejor postulante para el oficialismo en 2019, el 41,9% de los que votaron a Macri en la primera vuelta de 2015 aseguran que prefieren a la Gobernadora. En cambio, sólo el 29,2% se inclina por el ex Jefe de Gobierno porteño. Como se observa, los números y las especulaciones comenzaron a rodar. Pero la carrera recién empieza y todo está supeditado a lo que marque el reloj de arena y la realidad que está por venir. Más aún en un país pendular que va con tanta ligereza de la euforia a la desesperación.

*Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información, graduado en la UNLP y analista político. Su correo electrónico esjorgejoury@gmail.com. Si querés consultar su blogs, podés dirigirte al sitio: Jorge Joury De Tapas.

Continue Reading
Advertisement

Destacadas