Connect with us

Destacados

“La explotación actual de Vaca Muerta tiene la lógica de los años 90”

Por el derrame de petróleo en Vaca Muerta, el Gobierno de Neuquén pide una multa para YPF, la cual llegaría a los 28 millones de pesos. Hernán Scandizzo, integrante del Observatorio Petrolero Sur, dialogó en exclusiva con ‘Primera mañana”

Según el subsecretario de Ambiente de Neuquén, Juan de Dios Lucchelli, esta multa sería “ejemplificadora”. Sandizzo, por su parte, describió lo acontecido: “Cuando se perfora un pozo petrolero, uno de los obstáculos que debe neutralizar el equipo, es la presión que viene del suelo, de abajo hacia arriba”, y continuó: “imaginemos que a esa profundidad, la presión hacia arriba genera que cuando se perfora, todo lo que está en el fondo tiende a salir hacia la superficie”, sostuvo el especialista, “se hace un lodo de perforación, un líquido viscoso denso, que tiene dos funciones: lubricar el taladro, refrigerarlo y a su vez quitar los recortes de roca llevándolos hacia la superficie; y además presionar hacia abajo para neutralizar esa presión que viene desde el pozo.”

Scandizzo sostuvo que: “Lo que pasó en Bandurria Sur es que por algún motivo, ya sea porque no se inyectó la presión necesaria o porque la densidad del lodo haya sido menor, la presión del fondo del pozo venció a la de la superficie, y entonces se desmadró, produciendo un derrame de 36 horas”, y ejemplificó: “es como cuando uno agita la botella de gaseosa y luego la destapa”.

 

“Es larga la cadena”, dijo refiriéndose a los responsables, “por un lado está Nabors, la empresa contratista que hacía trabajos de perforación, pero también están las concesionarias del área, que son YPF y Schlumberger, y además, a su vez, la Secretaría de Ambiente de la provincia que debería haber fiscalizado el proceso.”

“En la provincia se habla de 45 hectáreas afectadas, por su parte, Greenpeace sostiene que son 80, pero más allá del número preciso, es importante pensar en el riesgo; que el lodo de perforación con hidrocarburos, con aguas altamente salobres, que impregnaron la región, drenen a cursos de agua o que vayan hacia las napas subterráneas, y se acelere el proceso de desertificación que hay en la región por la actividad petrolera”, sostuvo Scandizzo.

Asimismo, hizo alusión a las consecuencias a largo plazo: “hay una gran cantidad de pozos que se vienen perforando y un avance intenso en la región, esto se suma a las intervenciones constantes que se van dando en el territorio.”

“Lo que sucedió es lo que vienen advirtiendo organismos internacionales como la CIDH, que son las violaciones de derechos humanos, como el derecho a tener un medio ambiente sano”, enfatizó Sandizzo.

“Se está explotando vaca muerta con la misma lógica de hidrocarburos que impero en los años 90. No se explota para sostener la matriz del país, sino para sostener un mercado y una forma de producción a nivel global con un mirada de corto plazo, en pos de beneficios económicos sin tener en cuenta los costos ambientales, sociales y humanos.”, manifestó el experto.

 

ESCUCHÁ LA NOTA COMPLETA:

 

 

 

Continue Reading
Advertisement

Destacadas