Connect with us

Conurbano

¿Qué es el impuesto rosa que pagamos las mujeres?

La 97.7 dialogó con la Licenciada Luján Andrade, Sub secretaria a cargo de la Dirección de Defensa al Consumidor de Florencio Varela respecto del “impuesto rosa” que pagamos las mujeres. Te contamos de qué se trata

“Lo pagamos por adquirir productos que están armados especialmente para nosotras, por ejemplo con el color; cuando compramos un producto solemos buscar aquel que sea de color de rosa o la presentación esté orientada a la mujer”, comenzó Andrade y siguió: “A través de un informe se relevó que estos productos son más caros que aquellos de color azul o verde y cumplen el mismo objetivo, eso es lo que nosotros llamamos ‘impuesto rosa'”.

 

Respecto del origen de esto, la Licenciada sostuvo: “Esta es una estrategia puramente comercial de las grandes marcas que segmentan el mercado, y el objetivo es obligar al consumidor, en este caso femenino, a duplicar las compras, de forma tal que crean productos iguales pero mediante el color implican costos mayores para esa compra.”

 

“La mujer hace compra para toda la familia, por lo general”, afirmó la Sub secretaria, y añadió: “Con los desodorantes pasa lo mismo, el de mujer vale un 20% más”.

 

En esa línea, Andrade continuó explayándose: “Incluso cuando uno compra el ibuprofeno femenino para dolores menstruales, con su presentación de que es ‘para mujer’, está pagando más que si comprara ibuprofeno solo, y el efecto es exactamente el mismo; es la misma droga, el mismo efecto y distintos precios, en caso de elegir la caja rosa”.

 

Existen, al parecer, diversos productos en los cuales el universo consumidor y comprador femenino abona más: “Esto se da en muchísimos otros rubros: un corte de pelo a una mujer le cuesta un 100% más que a un varón; si una mujer deja una prenda de vestir suya en la tintorería, abonará más; los chupetes rosas son más caros que los celestes; las mochilas escolares de ‘niña’ son más caras que las de ‘varones’; incluso los yogures, aquellos que se presentan ‘para la mujer’ salen más caros que otros con los mismos componentes”, aseveró Andrade.

 

La funcionaria local también aportó otro dato: “Según un estudio, el 70% de las compras de distintos rubros, son realizadas por mujeres”, y relacionó: “esto las empresas lo saben, lo conocen y tratan de orientar hacia ellas la publicidad para que compren y gasten más”.

 

“Es una contrariedad: a nosotras nos ofrecen productos más caros, cuando las mujeres en promedio ganamos menos que los hombres, y sin embargo, como manejamos la economía del hogar y somos quienes mayormente realizan las compras, nos ofrecen productos, y nos tientan con adquirirlos y comprar doble; es decir, para que compremos dos cremas para la familia, en lugar de una y que sea de uso compartido”, aportó la Licenciada.

 

Desde la Defensoría al Consumidor local, se busca concienciar e informar al respecto para que vecinos no abonen más dinero por el mismo producto.

 

ESCUCHÁ LA NOTA COMPLETA:

 

Destacadas