Connect with us

Economía

Presupuesto 2019 y deuda en la Provincia

Luego de que se dieran a conocer datos que dan cuenta de que la Gobernadora María Eugenia Vidal duplicó la deuda de la Provincia en tres años, y en el marco del debate del Presupuesto 2019 que envió la mandataria a la Legislatura, este medio dialogó con Gustavo Marangoni, expresidente del Banco Provincia sobre la proyección de deuda y desfinanciamiento bonaerense.

Un estudio realizado por la consultora Analogías dio cuenta que el endeudamiento de la provincia de Buenos Aires crece de forma incesante desde que asumió el gobierno María Eugenia Vidal, al punto que “en tres años se duplicó la deuda bonaerense”. Pero no sólo son más altos los montos de la deuda pública, sino que además hay una tendencia creciente hacia la dolarización de los préstamos que, con las variaciones en la cotización del dólar que sufrimos este año, “multiplica los intereses a pagar en pesos y condiciona el presupuesto de 2019”.
Gustavo Marangoni, politólogo y expresidente del Banco Provincia, sostuvo: “La Provincia siguió la misma lógica que el gobierno nacional, acudir a los mercados de créditos, porque había recibido una situación de desendeudamiento importante, y utilizó ese intrumento de una manera muy importante en estos tres años, con la característica de haber tomado la mayor parte de ese financiamiento en moneda extranjera, básicamente dólares pero también moneda europea”, y agregó: “como fruto de la devaluación, esa deuda de convirtió en una ‘espada de Damocles’, tanto a nivel nacional como a nivel provincial”.
En ese sentido también afirmó “La provincia tiene un desendeudamiento estructural a partir del congelamiento del Fondo del Conurbano, y de otras situaciones que hacen que la Provincia que contribuye con el 40% de la riqueza nacional, sólo recibe el 20%”.
“Estamos hablando de una deuda que tiene que ir bajo uin deficit contemplado de 40.000 millones de pesos destinado a pagar gastos corrientes”, señaló el experto.
La gobernadora María Eugenia Vidal presentó en el Senado provincial el proyecto de ley del nuevo presupuesto bonaerense 2019 que contempla gastos por $929 mil millones y un déficit de $40 mil millones. Obras públicas, desarrollo social, salud, educación y seguridad integran las cinco áreas en las que se destinarían los principales recursos del Estado provincial para el año próximo.
En lo que respecta a lo tributario la iniciativa de la gobernadora, propone una suba del 38% en promedio del impuesto inmobiliario, la creación de un gravamen al juego y una baja de Ingresos Brutos para algunos sectores.
Asimismo, se contempla desde el Ejecutivo bonaerense, trasladar la ‘tarifa social’ eléctrica que a su vez Macri trasladó a la Provincia, la cual representa un monto 8 mil millones de pesos.
Sobre el Presupuesto, Marangoni dijo: “Este presupuesto que se está tratando en la Legislatura va a ir tratando de subsanar merced al aumento de impuestos, porque más allá de la rebaja en Ingresos Brutos, con el revalúo oportuno realizado este año, tanto como con el aumento inmobiliario para el año que viene que se prevé por encima de la inflación que intentará compensar, pero hay algo adicional que hay que contemplar”, manifestó el politólogo y detalló: “La Provincia pierde el Fondo Federal Solidario, fondo de la soja, y se tiene que hacer cargo de los subsidios del transporte, lo cual tiene un peso enorme, y la demanda al gobierno nacional de más recursos es imprescindible”.
Además, Marangoni expresó: “El gobierno nacional dejó una puerta abierta respecto de que la posibilidad de generar mayores recursos sería vía obra, un área de las más afectadas por estos recortes”.
Algunos de los detalles de la “Ley de leyes” que Vidal buscará aprobar, contemplan recortes en áreas como Educación; la cartera conducida por Gabriel Sánchez Zinny tuvo un 26,02% del presupuesto, mientras que el año próximo tendrá un 23,9%, lo que implica una reducción de casi tres puntos porcentuales. Y en tanto, respecto de ‘servicios de deuda’, ascenderían a  56 mil millones de pesos.
Sobre la conflictividad social en cuanto a la situación de la provincia, el expresidente del Banco Provincia, opinó: “Los sueldos han sido ajustados, y en algunos casos en este tramo del año no hay paritaria cerrada para determinados sectores y eso genera incertidumbre para el año que viene en una situación de recesión”, y puntualizó: “Los problemas van a estar en aumento. Es difícil si no se tiene un crecimiento, poder hacer frente a todas las demandas sociales y darle respuestas al endeudamiento.”
Sobre el Presupuesto presentado esta semana, se expresó tambien el Diputado Provincial Jorge D’ Onofrio (Frente Renovador), quien afirmó que su espacio no votará “ningún presupuesto que sea de ajuste o de mayor endeudamiento”.

 

 

Destacadas