Connect with us

Información General

En el Conurbano, los porcentajes de la pobreza son los más altos y pisan el 45%

El Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina presentó los datos de pobreza respecto del tercer trimestre de 2018, que resultaron ser los más altos de la década: una de cada tres personas en el país es pobre, y en el Conurbano los porcentajes se acercan peligrosamente al 45 por ciento. Estos guarismos habían sido adelantados por AGENHOY, a través de un comentario de nuestro columnista Jorge  Joury.

La UCA estimó en 33,6% el índice de pobreza y en 6,1% el de indigencia para el tercer trimestre de este año, lo que significa que hay 2,2 millones de pobres más que hace un año.

De esta manera, para la UCA, la pobreza subió desde el 28,2% de un año atrás, lo mismo que la indigencia, desde un 5,7%, para el tercer trimestre de 2018, en ambos casos en porcentaje de personas. La cantidad de pobres en Argentina pasó de 11,4 millones a 13,6 millones, y la de indigentes, de 2,3 millones a 2,47 millones.

Para el caso de los hogares el análisis arrojó 25,6% de pobreza, también en alza en comparación con el 20,9% del tercer trimestre del 2017, y 4,2%, de indigencia, desde 4,1%.

A partir de estas cifras, y teniendo en cuenta que para el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) la población urbana de la Argentina alcanza a 40,5 millones, son 2,2 millones las personas que ingresaron a la pobreza y 170.000 a la indigencia en un año.

El informe de la UCA aclaró que “en 2018 cerca de la mitad de los hogares declararon que sus ingresos no fueron suficientes para cubrir sus gastos”.Con 13,6 millones de pobres, se trata de la mayor variación de este índice en el gobierno de Mauricio Macri y de la última década.

Para la UCA, la pobreza subió desde el 28,2 por ciento de un año atrás, lo mismo que la indigencia, desde un 5,7 por ciento, para el tercer trimestre de 2018, en ambos casos en porcentaje de personas.

Para el caso de los hogares el análisis arrojó 25,6 por ciento de pobreza, también en alza en comparación con el 20,9 por ciento del tercer trimestre del 2017, y 4,2 por ciento, de indigencia, desde 4,1 por ciento.

A partir de estas cifras, y teniendo en cuenta que para el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) la población urbana de la Argentina alcanza a 40,5 millones, son 2,2 millones las personas que ingresaron a la pobreza y 170.000 a la indigencia en un año.

Según el informe, los nuevos pobres pertenecen a la clase media no profesional, que alcanzó al 8,1 por ciento desde 4,9 por ciento, y en la clase obrera integrada, que creció al 43,3 por ciento subiendo desde el año pasado desde 35,1 por ciento.

En cuanto a la indigencia, el sector más afectado fue la clase trabajadora marginal, que pasó de 17,6 por ciento a 19,6 por ciento. En cuanto a regiones, el Conurbano bonaerense sigue siendo el más perjudicado con 43,3 por ciento de la población.

Destacadas