Salvo en algunos lugares privilegiados como Canarias o ciertas zonas en el sur y la costa, en donde se enciende poco o nada la calefacción, en España el consumo de luz nos penaliza tanto en verano como en invierno.  Por eso siempre se agradecen algunos trucos para ahorrar en tu factura de la luz en 2019.En verano la factura de la luz aumenta por el uso de ventiladores y aire acondicionado. En invierno, por los calefactores, las estufas, y el aumento de las tarifas debido a la subida de la cuota de dióxido de carbono de las calefacciones.Si pensabas que el cambio climático iba a suavizar las heladas de la meseta castellana o en Aragón en invierno, el tema no funciona así. Según los expertos, el cambio climático lo que hace es aumentar las temperaturas en verano (más gasto en ventiladores) y reducir los días en que hace frío en invierno, pero aumentando el frío en ese tiempo. Es decir, hay menos días de frío, pero en esos días bajan más las temperaturas que antes. De ahí la ola de frío persistente que hemos sufrido en
España a principios de 2019.

Ahorrar en la factura de la luz

Además la falta de lluvia, que perjudica a la producción de electricidad en los ríos, hace que el precio de la luz se dispare. Por no hablar de que aquí pagamos el 21% de IVA para la luz, mientras que países como Reino Unido pagan el 5%.La factura de la luz ha subido un 92% en 15 años, y parece que va seguir subiendo a lo largo de 2019. Salvo que los gobiernos tomen medidas drásticas, somos nosotros los que tenemos que preocuparnos de reducirla.Por eso hemos preparado estos 18 trucos para ahorrar en tu factura de la luz en 2019.

Haz una lista de gasto eléctrico

La factura de la luz es un problema común, pero cada persona o cada hogar consume electricidad de forma diferente. Por eso antes de ponerte a aplicar medidas para reducir la factura de la luz, conviene preparar una lista de gasto eléctrico. Aquí debes incluir todo lo que añade gasto de luz a tu factura, de mayor a menor gasto (aunque sea de forma aproximada).Por ejemplo:

  • Estufas y calefactor
  • Aire acondicionado
  • Luz del salón y del cuarto del ordenador / consola
  • Televisores y consolas
  • Horno y microondas
  • Etc.

Identifica todas las posibles fuentes de consumo de luz, para poder acometer una reducción de uso que se adapte a tí.

Iluminación

En mayor o menos medida, la iluminación de la casa siempre contribuye a la factura eléctrica, porque la luz es algo que nunca falta en ningún hogar. Aquí podemos buscar un ahorro importante.

Reduce el número de bombillas

Si quieres ahorrar en la factura de la luz, un buen inicio es hacer un recuento de todas las bombillas que hay en la casa. Aquí lo importante es localizar las salas en las que hay dos o más bombillas. La luz tiende a solaparse y acumularse, y cuando tenemos varias bombillas es posible que si quitamos una, no notemos una pérdida excesiva de luz.

Qué tarifa de luz sale más barata, ¿libre o regulada?

Busca las lámparas que tengan más de dos bombillas, o lugares en donde tengas luces muy juntas. Quita una y comprueba la iluminación. Si no pierdes demasiado, puedes plantearte eliminar una bombilla, o usar una menos pero más potente, que normalmente consume menos que dos bombillas independientes.

Pásate a las bombillas LED

Ahora que las bombillas incandescentes están prohibidas, las halógenas y las fluocompactas han copado nuestros hogares. La buena noticia es que ha llegado la hora de su jubilación, porque las bombillas LED ya están preparadas para darles el relevo. Si tienes prejuicios contra ellas, es hora de abandonarlos. Es cierto que al principio no iluminaban mucho, pero la tecnología ha mejorado y hoy en día se pueden comprar bombillas LED baratas que iluminan igual que el resto.

Ahorrar en la factura de la luz

Las bombillas LED son más ecológicas que otros tipos de bombillas, consumen entre un 70 y un 80% menos que las incandescentes y un 30% menos que las fluorescentes, soportan mejor los golpes, tienen una vida útil más larga, no emiten rayos UV, se encienden inmediatamente y no necesitan calentarse, entre otras ventajas.

LED FLUOCOMPACTA HALÓGENA ECO
Ahorro en dos años 12 € 10 € 4 €
Vida útil Entre 10 y 35 años Entre 6 y 10 años 2 años
Rapidez de encendido Instantánea Puede ser lenta, rápida o muy rápida Instantánea
Uso recomendado Toda la casa. Estancias en las que la luz permanece encendida mucho tiempo. Toda la casa.

Si quieres reducir la factura de la luz, plantéate sustituir todas las bombillas de la casa por bombillas LED. Exige una pequeña inversión, pero hoy en día están muy baratas. Por ejemplo un pack de 6 bombillas LED de 5W equivalente a 50W, solo cuestan 10,99 euros en Amazon.

Bombilla LED
Bombilla LED LVWIT 8W equivalente a 60W (Pack 6 unidades)

Esta bombilla LED tiene una vida útil de 25.000 horas y garantía de 3 años. Color blanco neutro 4000K, y un brillo de 806 lúmenes. Solo consume 8W, equivalente a una bombilla estándar de 60W. Eficiencia energética: A+

El ahorro anual por bombilla, es significativo. Sumando todas las de la casa, es una cantidad importante:

Incandescente Ahorro LED
450 lúmenes 40W (7,9€/año) 10W (2€/año) 5W (1€/año)
800 lúmenes 60W (11,8€/año) 15W (3€/año) 10W (2€/año)
1.100 lúmenes 75W (14,8€/año) 20W (3,9€/año) 14W (2,8€/año)

* Costes aproximados de electricidad al año por bombilla, con un tiempo de uso de 3h/día.** Cálculo de consumo considerando el coste de electricidad 0,17€ kw/h.Fuente: AmazonSi quieres saberlo todo sobre las bombillas LED (tipos, apertura, durabilidad, temperatura del color, etc), echa un vistazo a este enlace:

Cómo elegir una bombilla LED

Electrodomésticos

En una casa, los electrodomésticos generan la mayor parte del gasto eléctrico. Vamos a ver cómo podemos reducir su consumo.

Los electrodomésticos que más consumen

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) publica todos los años un informe de consume energético en España, y en él se recogen los electrodomésticos que más consumen en el hogar. Es una media de todos los que hay en una casa, teniendo en cuenta que puede existir más de un televisor o un ordenador, por ejemplo:

Ahorrar en la factura de la luz

Como podemos ver en la tabla, los frigoríficos, congeladores, lavadoras y lavavajillas suman casi el 60% del gasto de los electrodomésticos.Si tienes que renovar o comprar un electroméstico nuevo, es una buena idea comprar un modelo de bajo consumo en los electrodomésticos que más consumen, para reducir el consumo.

Guerra al stand-by

Cuando apagas la televisión, la consola, el aparato de música o el microondas, en realidad no los desconectas por completo. Siguen funcionado en un modo reposo (la lucecita roja que muestran cuando están supuestamente apagados) para arrancar más rápido la próxima vez que los enciendas, o hacer cosas como actualizarse. A eso se le llama stand-by.El problema es que el stand-by consume electricidadentre un 8 y un 10% del consumo total, como podemos ver en la tabla anterior.Conseguiremos ahorrar bastante dinero en la factura de la luz si reducimos al máximo el stand-by. Puesto que desconectar manualmente los enchufes todos los días es muy pesado, lo más práctico es instalar regletas con interruptores, que nos permitirán apagar por completo, y de forma individual, cualquier aparato que no estemos usando.

Regleta
Regleta con 6 enchufes con interruptores

Regleta con seis enchufes, cada uno de ellos con su propio interruptor, para que puedas apagar cada dispositivo por separado, y ahorrar energía.

Modo Ahorro o bajo consumo

Muchos electrodomésticos y dispositivos electrónicos, incluyendo el ordenador, la lavadora o el móvil, disponen de modos de ahorro o bajo consumo, que suelen ser suficientes la mayoría del tiempo. Úsalos siempre que puedas.

Gas, mejor que electricidad

Algunos electrodomésticos del hogar, como la cocina, pueden funcionar con gas o con electricidad. Si puedes elegir el gas es energéticamente más eficiente: cuesta menos obtener la misma energía.