Una familia tipo, conformada por dos adultos y dos niños, necesitó en diciembre $38.960 para no caer bajo la línea de pobreza y $15.584 para poder comprar los alimentos básicos.

Los datos fueron difundidos por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

La canasta de pobreza se encareció un 52,8% el año pasado.

La canasta básica alimentaria (CBA), que se utiliza como límite para marcar la indigencia, registró una suba del 3,2% en diciembre con respecto del mes anterior y del 52,8% en la comparación con el mismo mes de 2018.

Por otro lado la canasta básica total (CBT), que traza la frontera con la pobreza, aumentó 3,6% en el mes y el mismo porcentaje que la CBA, 52,8%, de manera interanual.

Agenhoy