El gobernador de la provincia de Buenos Aires se manifestó en contra de los cambios que propuso la oposición por se funcionales a «intereses corporativos».

«Acaba de aprobarse en la Legislatura la Ley Impositiva 2020. La Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto del Poder Ejecutivo, que mantenía -como el original- la recaudación del año pasado en términos reales pero agregando segmentación y progresividad», escribió Kicillof en su cuenta de Twitter.

Y agregó: «De esta manera, la Provincia recaudaría lo mismo, pero con una contribución mayor de los que más tienen. Agregamos beneficios para jubilados, clubes de barrio, bomberos voluntarios».

En ese marco, rechazó las modificaciones ocurridas luego en el Senado donde el gobernador está en minoría. «En el Senado, con su mayoría, el bloque de Juntos por el Cambio introdujo varias modificaciones, con las que NO estamos de acuerdo y no acompañamos».

«En el impuesto inmobiliario urbano estableció un descuento MAYOR por pago en una cuota para el segmento de los más grandes propietarios. Redujo la tasa de ingresos brutos para los operadores de cable, para los importadores y exportadores», apuntó.

Asismismo, Kicillof argumentó que «todas estas medidas desfinancian a la Provincia y favorecen a sectores concentrados. Fue su decisión política: cuando son oposición representan y defienden a los mismos sectores para los que gobernaron».

En ese sentido, remarcó que su gobierno «tiene prioridades distintas. En la Cámara de Diputados se votó para que el proyecto se apruebe igual, con las modificaciones de la oposición, porque lo fundamental era que la Provincia tuviera su ley».

«Nos acusaron de querer hacer un «impuestazo», nos acusaron de perjudicar a los sectores medios, nos acusaron de no buscar el consenso. Pero ahora vemos que la cuestión era otra: defender a sectores corporativos, concentrados y a las grandes fortunas»,sentenció.

Finalmente manifestó que seguirán «trabajando sin descanso para atender las graves emergencias que tiene la Provincia: financiera, social, sanitaria, educativa, productiva y laboral».

Por su parte, el jefe de gabinete provincial, Carlos Bianco, afirmó en declaraciones televisivas que «si bien se dijo que las modificaciones tendían a mejorar la situación de la clase media, cuando uno desmenuza lo que se aprobó, como la caída de ingresos brutos de los servicios por cable, no tiene que ver con la defensa de la clase media sino de intereses corporativos»

Agenhoy