Luciano Domínguez Pose, Secretario General de ATE-INTI, dialogó en exclusiva con ‘Primera mañana’ en el marco del acto que realizan a un año de los 258 despidos.

«El acto es un hito más en la continuidad de nuestra lucha que comenzó hace un año, cuando el gobierno nacional y la autoridad Javier Ibáñez como brazo ejecutor del INTI despidió a 258 científicos y tecnólogos, y luego durante el año despidieron a otras diez personas en el marco de privatizaciones, tercerizaciones, hostigamiento, militarización», señaló el secretario general y agregó: «El INTI no le escapa a esa situación, y el acto de esta tarde se tratará de esto, continuamos pidiendo la reincorporación de nuestros compañeros».

Respecto de las reincorporaciones, Pose dijo: «Fueron alrededor de 30 por orden judicial, yo fui uno de ellos; y emitieron esos fallos por tratarse de delegados y dirigentes reconocidos. Fueron despidos de características persecutorias políticas y sindicales. El resto de los compañeros continúan luchando pero sin trabajo».

Sobre los despedidos, el consultado sostuvo: «Son ingenieros, licenciados en física, en química, técnicos electromecánicos, técnicos especializados en todas las ramas de la industria; echaron a la única persona que certificaba pilas y baterías importadas, al único ingeniero mecánico que certificaba las autopartes que provienen del exterior y la seguridad en los ascensores».

Asimismo, Domínguez Pose advirtió que luego de echar al personal: «El proceso que le siguió fue entregar muchas de estas tareas que el Estado tiene que hacer sin intereses en los privados, lo entregaron a empresas, y en otros casos, han elevado búsquedas para esos puestos de trabajo donde despidieron, y eso demuestra que esas líneas de trabajo no eran menos importantes, pero fuimos despedidos por nuestras condiciones de activistas».

En cuanto a la importancia del INTI en la vida cotidiana de la gente, el entrevistado manifestó: «Todos los países tienen un INTI, el cual es un organismo que se dedica a varias cuestiones, una de ellas es que es el instituto de metrología nacional, es decir se encarga de realizar todas las medidas del sistema internacional, que en este caso son siete, hace los ensayos y luego difunde esas medidas año tras año en la industria, en los lugares científicos para que tengan buenas capacidades de mediciones; un país que no puede medir lo que produce es imposible que progrese». En ese sentido agregó: «También, el INTI verifica todo tipo de balanzas, medidores de energía, surtidores de combustible, es decir que si el INTI no existe repercute en el bolsillo del pueblo, porque es el que controla que las empresas despachen lo que dicen sus instrumentos que están despachando; también es el certificador de las importaciones industriales. Y por otro lado, una de las tareas centrales del organismo es que tiene 50 centros de investigación, sectores con profesionales e instrumentos especializados en cada rama de la industria, para apoyar el desarrollo industrial.»

 

«Los despidos fueron cartas documento sin causa, y la excusa que dieron, la cual manifestó Marcos Peña en los medios es que somos ñoquis, lo cual hemos refutado con pruebas porque es un argumento falaz. Somos profesionales con una carrera, con clientes a quienes asistimos, escribimos publicaciones en revistas, congresos. Tenemos una vida académica y social», dijo Pose y añadió: «Incluso hemos cobrado el presentismo, demuestra que su argumento es injurioso».

 

Escuchá la nota completa:

 

Carolina Bisgarra