Compartir

Los datos de actividad, recaudación y empleo en la provincia de Buenos Aires son indicativos de la recesión que registra el país. Así se desprende del último reporte elaborado por Analogías, donde se destaca que las políticas nacionales y provinciales de Cambiemos han llevado a una agudización de la emergencia en vastos segmentos de la población.


El panorama no es alentador, según se sostiene desde la Consultora, el escenario “empeorará a medida que la devaluación se traslade a precios y los salarios tengan mayores rezagos en términos de poder de compra”.
La actividad industrial en mayo resultó 6,3% inferior a la de abril y un 4,8% más baja que la de igual mes de 2017, los ingresos fiscales siguen siendo inferiores, en términos reales, a los del año pasado (6,3% menores a los de agosto de 2017 y 2% inferiores en el acumulado de los primeros ocho meses) y el desempleo se consolida encima de los dos dígitos (pasó de 10,7% en junio de 2017 a 11,8% en igual registro de este año, con 12,4% en el conurbano). Se trata de la mayor desocupación desde que asumió Cambiemos, siendo un 55% mayor a la de junio de 2015 (7,6%).
En lo referido a los sectores que reciben programas sociales, asignaciones familiares y las jubilaciones mínimas, la cuesiton es sombría.
Con una inflación hacia el mes de diciembre de este año que se estima oscilará entre el 42% y el 48% interanual, el incremento de octubre en relación a septiembre será de 15% (32,2% interanual) para los gastos en los programas Más Vida, los Servicios Alimentarios Escolares, las Becas de las Unidades de Desarrollo Infantil, las jubilaciones Mínimas y las Asignaciones Familiares.

Compartir

Comentarios