El Municipio de Berazategui aisló y puso bajo seguimiento a dos empleados municipales tras confirmarse que son positivos de Covid-19. Las medidas se tomaron atendiendo los protocolos locales, provinciales y nacionales. Al mismo tiempo, se tomaron las medidas correspondientes con sus contactos estrechos, tanto familiares como laborales. 

El secretario de Salud municipal, Pablo Costa, explicó: “Uno de los casos, que se dio en el CAPS N° 11 de El Pato, empezó con trastornos en el olfato. El Municipio decidió rápidamente presentarse en su domicilio y realizarle el hisopado correspondiente, que dio positivo. A partir de esto, se resolvió el aislamiento de la mujer, de sus contactos familiares y laborales. Estamos día a día en comunicación con ella y el personal municipal con el que trabajaba, para tomar las medidas correspondientes”.

En cuanto al otro caso, que se dio en el corralón municipal, el Secretario añadió: “El Municipio decidió realizarle un hisopado al saber que un contacto directo de este hombre tenía Covid-19. Al dar positivo, se lo aisló, nos contactamos con todos sus cercanos y se les realizó también el hisopado, para tomar las medidas correspondientes tras conocer los resultados. Se trata de una persona asintomática, que solo fue testeada porque su hija era positiva”.

Además, Costa confirmó que estos son los únicos casos, hasta el momento, en el Municipio. “En la actualidad, no hay ningún caso en el edificio municipal. A los trabajadores les pedimos que estén tranquilos, pero que cumplan con los protocolos de prevención en cada lugar de trabajo. Además, les solicitamos que si presentan cualquier síntoma, lo indiquen, para que el Municipio tome las medidas pertinentes”.

Dentro del edificio municipal se mantienen controles a todos los trabajadores. Se les toma la temperatura a la entrada y deben usar tapaboca. 

En el Municipio de Berazategui, desde la primera semana de aislamiento, se instaló cartelería en áreas de espera, que indican mantener las distancias; y además, se ofrece alcohol en gel para vecinos y empleados.

Liliana Lopez