En su espacio radial en “Primera Mañana”, el especialista hizo foco en la crisis política que viven países como Chile Y Bolivia y como, en este contexto, el presidente electo deberá sortear las inquietudes, propias y ajenas, en materia económica.

Alberto Fernández y Ana Botín, presidenta del Banco Santander

Anguita, explicó que en   el período de transición, el plan de Alberto Fernández, era fijar los equipos que lo iban a acompañar en la presidencia y sobretodo hacer el lanzamiento del plan de lucha contra el hambre. Estaba centrado en estas dos cosas y de repente estallaron Chile y Bolivia”.

En ese sentido, el columnista aseguró que Fernández no solamente se solidariza con Evo Molares y jugó un papel muy importante en el viaje de ex mandatario boliviano a México, sino que    también mantuvo reuniones   trascendentes con referentes económico y políticos mundiales.  

“Ayer se reunió con la banquera española más importante de España y que tiene el Banco más importante de la Argentina, el Santander.  Ana Botín le dijo a Fernández que su Banco va a poner 500 millones de dólares a disposición del estado argentino, cuando él asuma, para financiar exportaciones”, contó el periodista.

Y en ese contexto agregó: “Esta es una muestra de que el establishment financiero importante, han dado un giño significativo, para decir que es un gobierno constitucional y tiene planes interesantes”.

Por otro lado, el analista, contó que, también en el día de ayer, Alberto Fernández mantuvo un encuentro con todos los embajadores de los países de la Unión Europea.

“El presidente electo dio señales que en la discusión por el acuerdo Mercosur – Unión Europea no está cerrada, sino que por el contrario va a buscar la manera de viabilizar o impulsar eso”.

Teniendo como referencia estos acontecimientos, Anguita manifestó que   futuro mandatario “al mismo tiempo, que está tratando de impulsar, junto a López Obrador, un polo progresista en esta región del planeta que esta tan convulsionada, da señales de que el tratamiento de la deuda externa, Vaca Muerta y los sectores que el establishment empresarial, político y diplomático tienen en la mira, Alberto Fernández, no lo pierde”.  

“Ya está la lista  de quienes acompañarían a Alberto Fernández en el nuevo gobierno , ya hay nombres que giran alrededor de  lo que va a ser  este concejo de lucha contra el hambre, que va a tener autonomía del poder ejecutivo,  ya hay medidas que impulsan el consumo interno  y la baja de interés, pero  al mismo tiempo, es muy difícil, saber si esta ola de turbulencias,  va a pegar fuerte en la Argentina, o  el país, por el contrario, va a contribuir  a que esto logre un cause  constitucional, republicano y democrático”, concluyó el columnista.

NG