El mandatario electo mantuvo un encuentro con el joven que fue estigmatizado en las redes sociales por la ropa que vistió el domingo pasado al oficiar de presidente de mesa en la localidad bonaerense de Moreno.

Alberto Fernández le expresó su apoyo a Braian Gallo y se fotografió junto a él con una gorra al revés, imagen que rápidamente se volvió viral. «El país que se viene va a dejar atrás los prejuicios y la discriminación. Todos somos Brian», escribió Fernández este martes en su cuenta oficial de Twitter.

Brian Gallo fue fotografiado sin saberlo por una persona que concurrió a la escuela de Moreno y luego publicó la imagen en redes sociales, relacionándolo con un potencial delincuente.

Gallo trabaja en una cooperativa que sanea arroyos y ayuda como voluntario del Club de Fútbol Casa 2000, llegó a las oficinas de la calle México acompañado de su madre y su hija. «Es un orgullo (la convocatoria de Fernández), me siento bien.   No tengo palabras. Nadie mejor que el futuro Presidente que te hable y que te diga que te va ayudar y que está con vos», resaltó el joven.

En declaraciones a la prensa a la salida del encuentro, Gallo detalló: «Nos cagamos de risa un rato cuando se puso la gorra» y agregó «me molestó mucho lo que se dijo (tras la viralización de su foto), pero ya no le doy bola. A seguir adelante y laburar», agregó.

Agenhoy