La tradicional firma de alfajores y postres Balcarce presentó un procedimiento preventivo de crisis, lo que pone en peligro a cien trabajadores que se desempeñan en la fábrica y en los locales comerciales.

El próximo miércoles a las 9:30 horas habrá una nueva audiencia para definir el conflicto.

Darío Zunda, secretario gremial del Sindicato de Empleados de Comercio, explicó que la firma presentó los papeles correspondientes en la sede del Ministerio de Trabajo. En este contexto, el conflicto pasó a un cuarto intermedio y se espera que recién se resuelva la semana que viene.

En este contexto, Zunda rescató que «la industria alfajorera está en crisis» y desde el año pasado sufre la «caída de venta y mala producción».

«Esperamos llegar a un acuerdo, no vamos a firmar nada que no contemple las fuentes de trabajo del personal. De no tener la garantía, no vamos a acompañar si plantean el despido de la gente», manifestó.

José García, secretario gremial de Pasteleros, señaló que «esta situación viene desde mayo». «La empresa le paga a los trabajadores a cuentagotas y recién les abonaron junio. Les deben un bono y los aumentos de las últimas paritarias».

Agenhoy