El presidente electo, Alberto Fernández, destacó esta noche el rol de Raúl Alfonsín en la política argentina y lo definió como “un hombre enorme, un gran dirigente y el padre de la democracia”, que tuvo que gobernar el país “en un tiempo difícil” y anticipó que el 30 de octubre de 2023, cuando se cumplan 40 años del triunfo electoral que anunció el fin de la última dictadura, organizará un gran homenaje.

“Alfonsín fue un hombre enorme, inmenso. Un enorme presidente, un gran dirigente, que le tocó un tiempo difícil. Muchos lo juzgaron porque el día lunes todos sabemos cómo terminó el partido pero jugar el partido es otra cosa”, sostuvo Fernández al reivindicar la gestión del dirigente radical. Fue durante un acto en conmemoración del 36° aniversario del triunfo del radicalismo en las elecciones generales que marcaron el retorno de la democracia.

El presidente electo también destacó el rol que asumió Antonio Cafiero para mantener la institucionalidad y priorizar la política, al igual que el líder radical. “A todos los argentinos de mi generación les inculcó la importancia del respeto por las idear del otro y de convivir. La idea de respetarlo y no de soportarlo”, dijo Fernández al referirse a Alfonsín.

“Alfonsín levantó su dedo índice todas las veces que hizo falta para marcar las cosas que estaban mal en la Argentina. Algún editorialista, como parte de su crítica, dice ‘habla como Alfonsín, se viste como Alfonsín, es abogado como Alfonsín’. No saben lo orgulloso que me siento. Ojalá fuera un pedacito así parecido a Alfonsín”, agregó.

La actividad, que se desarrolló en el Anfiteatro de la Universidad Metropolitana de la Educación y el Trabajo (UMET), contó con la presencia de dirigentes radicales y de representantes de espacios sociales, culturales y gremiales.

Agenhoy