Por orden del juez Ernesto Kreplak, la gendarmería irrumpió en una finca perteneciente a Mauricio Yebra. Detrás de un ropero, encontraron una bóveda con armas de distintos calibres.

Por un pedido del juez Ernesto Kreplak, la Gendarmería allanó una propiedad perteneciente a la mano derecha del sindicalista Marcelo Balcedo, en la zona de Sicardi.

En el operativo ordenado por el magistrado platense que investiga la causa por la que se encuentra preso el ex titular del SOEME, los efectivos buscaban 119 armas que estaban registradas de manera irregular por el principal colaborador de Balcedo.

Sin embargo, detrás de un ropero de la casa hallaron una bóveda y tuvieron que esperar la llegada de un cerrajero para abrir la compuerta oculta.

En el lugar hallaron tres cajas de seguridad, y en una de ellas había 30 armas de fuego de distintos calibres y municiones.

La finca perteneciente a Mauricio Yebra estaba deshabitada, y la Justicia llegó a esa propiedad tras cruzar información con organismos del Estado como ARBA.

La causa:

Balcedo fue detenido en enero de 2018 en Punta del Este, Uruguay, mientras estaba de vacaciones con su esposa, e incautó vehículos de alta gama, una caja fuerte con 500 mil dólares y armas de guerra.

A fines de diciembre, la justicia uruguaya le otorgó la prisión domiciliaria, luego de que la defensa asegurase que no existía riesgo de fuga de parte del sindicalista.

El presunto socio de Marcelo Balcedo se había presentado inmediatamente de manera voluntaria en los tribunales de La Plata, luego de que el magistrado del Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional N° 3 de La Plata haya solicitado su inmediata detención.

Yebra, oriundo del partido bonaerense de Tres Arroyos y empleado del Sindicato de Empleados de Minoridad y Educación, está acusado de ser el testaferro de Balcedo y se encuentra vinculado a la causa del clan “Los Monos”, ya que éste figuraba como titular de los autos secuestrados a la banda narco que cuenta con sus máximos referentes en prisión.

Melisa Delgado Niglia