La Federación de Entidades de Autoservicistas, Almaceneros, Supermercadistas y Polirrubros de Buenos Aires (FABA) se reuniron con el ministro de Producción bonaerense, Augusto Costa, para implementar una canasta de productos con precios accesibles para la población.


La entidad, que conduce Fernando Savore y que reúne a unos 24 mil comercios en la provincia, aseguró que la misma estaría integrada por harina, azúcar, yerba, puré de tomate, conservas, aceites, fideos, enlatados, panes lactales y galletitas de agua, en una primera etapa, rotando la mayoría de estos productos y con libertad para los almacenes de comprar a precios más bajos para aumentar su rentabilidad.

Además, FABA incluyó otro tema importante, como es el de las segundas marcas, señalando que «siempre tenemos alternativas, dándole la posibilidad a los pequeños productores y a Pymes locales de tener su espacio.

Por otra parte, Costa recibirá a represententes de la Confederación Económica de la Provincia de Buenos Aires (CEPBA), incluyendo a sectores como el alimentario, marroquinería, metalúrgica, graficos, herrajes, calzado, aluminio y otros.

El titular de la entidad Pyme, Guillermo Siro, aseguró que llevarán al gobierno bonaerense un plan de reactivación integral, consensuado con otras organizaciones empresariales como la Federación Económica de la provincia de Buenos Aires (FEBA) y ADIBA (industriales), estando en carpeta convocar a UIGBA y Carbap.

Tras respaldar los lineamientos generales de la Ley Impositiva, el titular de la cámara de pequeños y medianos empresarios sostuvo que «en la provincia de Buenos Aires hay volver a restaurar el rol del estado en cuestiones básicas como educación, salud, seguridad, atender la pobreza y el hambre al mismo tiempo que pagar una deuda que el 80 % es en dólares y fomentar la industria y el comercio pyme nuevamente. Para eso el Estado provincial necesita recaudar y tener recursos».

Melisa Delgado Niglia