Amado Boudou pidió la prisión domiciliaria

Compartir

El ex vicepresidente Amado Boudou pidió hoy ante el juez federal Ariel Lijo que se revoque su detención y a cambio se le otorgue el arresto domiciliario “bajo control de pulsera electrónica”, en el marco de la causa en la que está acusado por los delitos de asociación ilícita y lavado de dinero.

El ex vicepresidente Amado Boudou pidió hoy ante el juez federal Ariel Lijo que se revoque su detención y, a cambio, se le otorgue el arresto domiciliario “bajo control de pulsera electrónica”, en el marco de la causa en la que está acusado por los delitos de asociación ilícita y lavado de dinero.

El magistrado cuenta con 24 horas para resolver el pedido: Boudou remarcó que carece de antecedentes penales, que tiene arraigo y que va a ser padre de mellizos en enero próximo produjo de su relación con una ex diputada mexicana.

El pedido de Boudou responde a que Lijo dispuso este miércoles levantar el secreto de sumario en esta causa, en la que además está detenido José María Nuñez Carmona, el empresario amigo del exvicepresidente, también por los cargos de asociación ilícita y lavado de dinero.

Al disponer los arrestos, el juez había valorado la existencia de flujos de dinero desde el exterior a través del blanqueo de capitales y que Nuñez Carmona los inyectó en empresas de la cual es integrante Boudou.

En el escrito, el abogado Eduardo Durañona, defensor de Boudou, señaló: “Con lo expresado cabe agregar que nuestro asistido carece de antecedentes penales y posee un domicilio estable donde convive con su pareja, quien se encuentra en fecha próxima de parto de mellizos”.

La defensa remarcó además que, si bien el fiscal Jorge Di Lello así como la Sala I de la Cámara Federal habían confirmado la detención, ambos le sugirieron al juez Lijo que evalúe una morigeración a las condiciones de detención que dispuso el 3 de noviembre pasado.

A primera hora ese día, en su departamento de Puerto Madero, Boudou fue detenido por efectivos de la Prefectura Naval por orden del juez Lijo, quien lo acusó de entorpecer la investigación por enriquecimiento ilícito dirigida en su contra.

“Es criterio rector que la prisión preventiva constituye la última ratio del sistema, es decir, debe ser la última alternativa que los jueces deben adoptar, frente a la necesidad de sujetar a alguien al proceso y que en su examen se deben computar los presupuestos de extrema necesidad, provisionalidad, excepcionalidad, interpretación restrictiva, proporcionalidad y plazo razonable de duración”, concluyó la defensa.

Este martes, la mexicana Mónica García de la Fuente, actual pareja de Boudou, había señalado que tenía “toda la fe” de que su compañero estará “libre para el nacimiento” de sus dos hijos, Facundo y León, que está previsto para dentro de unas ocho semanas.

“Él está ahí (en el Complejo Penitenciario de Ezeiza) por las convicciones que ha tenido siempre de querer cambiar el mundo, por mejorar la vida de muchos argentinos”, sostuvo la exdiputada azteca.

En este sentido, la mujer contó que el ex funcionario kirchnerista “está en paz, concentrado y con ganas de luchar”, pero pidió que “la lucha sea en otro espacio y no en la persecución y encierro en el que están todos los presos políticos”.

Compartir

Comentarios