El intendente de Florencio Varela, Andrés Watson, dialogó en exclusiva con ‘Primera mañana’, en una mesa que integró el coordinador general de la emisora. Durante la charla reflexionó respecto de la evaluación de este año.

 

 

«Nosotros desde el rol político somos servidores públicos y estamos al servicio de la gente», señaló el Jefe comunal.

 

En cuanto a su evaluación del año, sostuvo: «En contexto general, este año fue muy duro. Estamos viviendo épocas que no vivíamos desde 1991. En esa situación entra la Provincia y el Municipio de Florencio Varela. No hemos podido hacer lo que queríamos sino lo que pudimos, me hubiera gustado hacer más cosas, más obras, llegar a más lugares. Este hecho hace que terminemos el año de forma relativamente satisfactoria porque hemos logrado muchas metas, pero muchas otras no y siempre por la cuestión económica; hay que recordar que en Varela la recaudación es del 30%, es decir 3 de cada 10 varelenses pagan impuestos y creemos que los que no lo pagan es porque no pueden».

 

En términos de pérdida del poder adquisitivo e imposibilidad de los vecinos de hacer frente a la responsabilidad impositiva, dijo: «Ha habido 120 mil despidos en el país, muchos de ellos fueron varelenses, muchos comercios han cerrado, el poder adquisitivo descendió mucho, y eso hace que al no tener el dinero del ABL y de los impuestos que se cobran también a los comercios, no tenemos las herramientas que querríamos».

 

«En estos momentos hay que ser una cruza de equilibrista y economista; en eso estamos trabajando, con un gran gabinete, no sólo de jerárquicos sino de trabajadores en general, que hacen un esfuerzo muy grande, con el que trabajamos con los pocos recursos que hay a hacer lo mejor que podemos y optimizar la gestión», manifestó Watson, y agregó: «Cuando tengamos mayores recursos vamos a poder hacer aún más cosas».

 

«Hemos tenido muchas tormentas, ha caído mucha agua en poco tiempo, y eso afectó el trabajo agropecuario, por eso declaramos la emergencia en esta área y asistimos con subsidios al sector para poder ayudarlos y brindar una solución haciéndonos cargo de los problemas. Es nuestra obligación como funcionarios, caminar los barrios y escuchar a la gente. No quiero funcionarios atornillados a la silla», se refirió el intendente.

 

ESCUCHÁ LA NOTA COMPLETA:

 

 

 

 

Carolina Bisgarra