El Gobierno de la ciudad de Buenos Aires informó que incrementarán los controles en los 36 accesos habilitados desde o hacia la provincia de Buenos Aires. Lo harán «con 430 agentes de tránsito y 250 policías de la Ciudad».

El jefe de Gabinete de ministros, Felipe Miguel, dio algunas precisiones esta mañana. Explicó que los controles «estarán en ingresos y en las postas en las avenidas principales de la ciudad».

Indicó además que «el cambio fundamental en los controles es en la estrategia para verificar si los vehículos están autorizados o no» para circular. Ese control se hará ahora «en tiempo real».

Liliana Lopez