La medida fue solicitada por la jueza federal María Romilda Servini luego de la acción de amparo interpuesta por el Frente de Todos.

Luego de que el sistema de la empresa Smartmatic permaneciera caído más de una hora en las elecciones PASO, la jueza federal María Romilda Servini le requirió al veedor judicial informático un informe detallado sobre el funcionamiento del software de procesamiento de datos.

Así lo dispuso la magistrada en el marco del expediente iniciado a partir de una acción de amparo interpuesta días atrás por el Frente de Todos, en la que se pidió que se apartara a esa compañía de la tarea que se le había encomendado.

Dada la inminencia de la jornada electoral, Servini no hizo lugar a la solicitud del peronismo, pero sí dispuso la designación de un veedor informático para que controlara el escrutinio provisorio.

Para cumplir ese rol fue nombrado el director general de Tecnología del Consejo de la Magistratura de la Nación, el ingeniero en sistemas Juan Antonio Franchino, a quien le requirió la presentación de un escrito precisando la tarea desarrollada en las Primarias.

En base a ese informe, la jueza federal con competencia electoral podrá avanzar en el análisis de fondo del planteo del Frente de Todos. Además de esta medida, se estipuló previo a los comicios que los resultados del escrutinio se dieran a conocer una vez relevado el 10% de las mesas.  

La noche del domingo, la demora en la difusión de los resultados y la intermitencia en la información que detallaba el porcentaje escrutado despertó suspicacias en relación al desempeño de la firma venezolana.

Fuente: Diputados Bonaerenses

Agenhoy