Por lo general, el primer salario de un trabajador es el mínimo, vital y móvil dada la falta de experiencia laboral. En Argentina, es de $12.500 y a la hora de hacer un regalo para papá, comprar una buena camisa o un buen pantalón se convirtió en una utopía.

Un jean de una casa de ropa no reconocida no baja de los $1500 mientras que una camisa parte de los $800, teniendo mucha suerte. Pero si se quisiera optar por un pantalón de primera marca y de la nueva temporada ronda los $3700, más del 30% del sueldo mínimo, mientras que una camisa oscila los $2800, el 22,8%.

El derrumbe del haber de referencia en Argentina comenzó en 2018 y se profundizó este año por la devaluación del peso. De ostentar entre 2009 y 2017 el salario mínimo más alto de Sudamérica, hoy la Argentina ocupa el octavo lugar por debajo de Ecuador, Chile, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Brasil y Perú.

Mientras un jean se vende en Buenos Aires a $3800, unos US$82, ese mismo modelo en Chile se consigue a US$62; en Brasil a US$52; en Uruguay a US$58; y en Bolivia a US$52. Es decir, en nuestro país sale un 30% más caro en promedio.

Respecto del salario mínimo, en Argentina ese jean se lleva el 30% del haber (US$271); en Chile el 14,2% (el mínimo es US$435); en Uruguay el 13,5% (US$427); en Paraguay el 18,4% (US$336); en Bolivia el 16,6% (US$307); y en Brasil, el 21% de un salario mínimo de US$249, más bajo que el de nuestro país.

Y lo mismo sucede si lo que se compara es una camisa. Misma marca y modelo (salvo Paraguay que se usó una similar) las diferentes entre la que se vende en Buenos Aires y los países vecinos es muy significativa.

Mientras en Argentina una camisa se lleva casi el 23% del básico, en Chile demanda apenas el 7,5% del haber mínimo; en Paraguay el 9,8%, en Bolivia el 11,4%, en Uruguay el 12% y en Brasil el 19,2%.

Así las cosas, entre la pérdida del poder adquisitivo de 20 puntos que sufrieron los argentinos en el último año y una inflación interanual en mayo del 57,8%, según el Indec, comprar en el país una camisa y un jean de una reconocida marca equivale a más de la mitad (53,1%) del salario mínimo.

Esa ecuación en Chile da el 21,8%, en Uruguay el 23,1%, en Bolivia el 28%; en Paraguay el 28,2%; y en Brasil -otro país con crisis económica- el 40,1%.

Fuente: Minuto Uno

Melisa Delgado Niglia