Compartir

De acuerdo a las “Perspectivas de la Economía Mundial”, elaborado por el Fondo Monetario Internacional, Argentina se ubica en el quinto puesto en el ranking mundial de inflación. Con respecto al año pasado, el país escaló tres posiciones y muestra una suba de precios que llega al 40,5%.


De esta forma, el país solo queda por detrás de Venezuela (con una hiperinflación de 2.500.000%), Sudán del Sur (99%), Sudán (64%) e Irán (48%). Cabe señalar que de un total de 190 países, solamente 17 registran una inflación anual de dos dígitos.
El top ten de países lo completan Yemen (30%), Liberia (27%), Libia (23,5%), Angola (20%) y el Congo (20%). Y detrás vienen Turquía (20%), Uzbekistán (17,5%), Sierra Leona (15%) y Egipto (14,4%).
En cuanto a los países vecinos de la Argentina, la mayor variación corresponde a Uruguay (7,9%) y la menor a Chile (2,9%).
En el informe, el FMI asegura que: “la inflación aumentó en las economías emergentes y en desarrollo, en parte por como consecuencia del traslado de las depreciaciones de las monedas”. Aun así, en el estudio elaborado por el ente internacional se muestra que la inflación promedio en las economías emergentes es del 5% y en la región -excepto Venezuela, Haití (13%) y la Argentina- todos los países tienen una tasa menor al 10%.
Por otro lado, el Fondo pronosticó una reducción del 2,6% en el PBI este año y alza en la inflación. Si se la compara con las estimaciones de abril de 2018, cuando esperaba un crecimiento del 2%, la revisión es preocupante. Además, el organismo prevé que el país seguirá en recesión por lo menos hasta 2019 y que la inflación rondaría el 40% este año y el 20% el que viene.

Compartir

Comentarios