La movilización fue para exigirle a la Gobernadora el pase a planta de más de 11 mil precarizados y le reclamaron al gobernador electo Axel Kicillof «políticas públicas populares» y una próxima reunión.

El cambio de gobierno de la provincia de Buenos Aires hizo emerger un conflicto en el que los trabajadores estatales temen por su continuidad laboral, ya que sus contratos vencen a fin de año y no han tenido respuesta de la saliente gobernadora por su continuidad.

A través de un comunicado, de la Asamblea por el Pase a Planta habían señalado: “Los y las trabajadoras contratadas de forma precarizada marchamos este martes 26 a Gobernación para que la Gobernadora Vidal nos dé una respuesta regularizando nuestra situación laboral”.

Los trabajadores denunciaron: “En un contexto económico de crisis, aumentos cotidianos de precios e impuestos, los despidos y las contrataciones precarias bajo el régimen autónomo (monotributistas) nos sofocan haciendo casi imposible llegar a fin de mes”.

“Venimos desde hace meses desarrollando acciones en cada lugar de trabajo sin tener respuestas claras ni resolutorias venciendo nuestros contratos el 31 de diciembre” adelantaron.

Y finalizaron: “Le exigimos a la Gobernadora que resuelva la regularización o continuidad laboral y el pase a planta permanente de todos los trabajadores precarizados”.

AgenHoy Digital