Compartir

Se conocieron en las últimas horas nuevos casos de despidos en el sector industrial, afectado por la caída del consumo y la apertura de importaciones. La multinacional Unilever, fabricante de bienes de consumo en el segmento de higiene personal y alimentos, confirmó el despido de 21 empleados en su planta de Gualeguaychú. “Esta adecuación fue una medida extrema que tomamos luego de implementar cambios en todos los otros aspectos de la operación y es el único camino para que la operación local siga siendo viable y preservar los más de 220 empleos directos y más de 500 indirectos que generamos en Gualeguaychú”, señaló la empresa en un comunicado.


Por otro lado, la fábrica de productos plásticos Chemton, ubicada en la localidad bonaerense de Moreno, bajó la persiana y dejó en la calle a 60 trabajadores, según denunció el portal Mundo Empresarial. A su vez, los trabajadores de la empresa filtros Monza, una pyme metalúrgica ubicada en Villa Madero, ocuparon la planta ante las versiones de cierre inminente. “Es una empresa chica que creció en los últimos años pero la caída del mercado y la apertura de importaciones le complicaron mucho el panorama”, explicaron fuentes del sector autopartista. En tercer lugar, la empresa Unitec Blue, propiedad de Eduardo Eurnekian, está en procedimiento preventivo de crisis, luego de haber cesanteado a 70 empleados. Los operarios están a la espera del cierre de la firma. “Hace un par de meses que el laburo viene muy flojo. Lo poco que hacíamos era producir tarjetas telefónicas y en el momento en que abrieron las importaciones, decidieron comprarlas en China y solamente cambiar las etiquetas en la fábrica”, dijo un empleado..
Además, la refinería Ricardo Elicabe despidió a 120 trabajadores en Bahía Blanca. “No se pudo avanzar en nada debido a las posturas intransigentes, tanto de la empresa como del gremio”, describieron desde el Sindicato de Petróleo, Gas y Biocombustible de esa ciudad y La Pampa tras las reuniones en el Ministerio de Trabajo.

Compartir

Comentarios