13/10/2016 | 23:19

Babasónicos: “Escucharse a sí mismo es complejo”


Babasónicos: “Escucharse a sí mismo es complejo”

Diego Panza Castellano, batero del grupo, describe una nueva reinvención artística protagonizada por una de las pocas agrupaciones sobrevivientes de aquella corriente sonora que musicaliza los años noventa denominada el “nuevo rock argentino”.

“Desde adentro / Impuesto de fe” es la última producción audiovisual editada por Babasónicos: un conglomerado de 25 canciones para recorrer una obra que celebra sus bodas de plata. De ese modo, el grupo comandado por Adrián Dárgelos resignifica su música y desafía los estándares sonoros sin perder su identidad.

“Desnudamos los temas y aprendimos a disfrutarlos desde otra perspectiva. Logramos sostenerlos con la menor armonía posible, sin tantos instrumentos. Es menos barroco pero no es un acústico tradicional. Desarrollamos un concepto diferente”, explica Diego PanzaCastellano, baterista de la banda.

Ensayan durante ocho meses y viajan a México para grabar un disco en vivo con la colaboración de la cadena televisiva HBO. Participan en la concepción de un nuevo formato: utilizan como locación los estudios “Quarry”, situados en los alrededores del mítico Estadio Azteca, para re-versionar su repertorio sin apelar al clásico unplugged.

“Escucharse a sí mismo es complejo. Rever nuestra discografía no es buscar solo los hits sino pensar cuales soportan un proceso de re-estetización en su sonido. Es una tarea ardua, incluso más difícil que idear nuevas composiciones donde todo es abierto y seguís tus caprichos”, reflexiona el músico durante una entrevista en el programa radial “RockoSapiens” de FM 97.7

Tras la publicación del material tanto en CD como en DVD y su estreno en cines, el experimento transmedia continúa con outtakes en vinilo, un libro de fotografías, una recopilación de entrevistas para ampliar el autobiográfico “Arrogante” más una gira con más de setenta shows en diferentes teatros del país.

“No seguimos parámetros porque inauguramos una experiencia e inventamos un contenido donde el guiones la música. Reformulamos varios aspectos de nuestros conciertos, transformándonos en un proyecto artístico diferente aunque con los mismos intérpretes. Acostumbrado a tocar rock, donde hay que llenar el espacio, planificamos lo contrario: poca reverberancia y trabajar con los silencios”, detalla Castellano.

¿Cómo surge la propuesta?

Es el resultado de una decisión que tomamos junto a nuestro sello. Al principio, la desestimamos pero luego empezamos a considerarla porque necesitábamos una renovación en los vivos. La intención no es recrear armonías sino elaborar algo totalmente original. Utilizamos todos los recursos disponibles para lograr los detalles estéticos sin olvidar que protagonizamos un programa de tevé y debe ser entretenido para el espectador. Encontramos el momento adecuado para cada arreglo.

¿Cómo elaboran su faceta teatral?

El disparador es tocar en un ámbito dónde el público puede prestar atención a todo lo que sucede en el escenario: percibir la interacción entre las guitarras u observar de cerca los movimientos de nuestro frontman. Es un modo de sentir al público mucho más cerca porque nunca afrontamos una gira de estas características. Está bueno mostrar eseaspecto que a veces aparece en algunos temas de los discos, pero en forma más continua.

¿Qué criterio emplean para confeccionar el setlist?

Es un resumen de nuestra historia un poco arbitrario. Trabajamos con muchas canciones que descartamos porque no nos daban el momento que necesitábamos. No es un muestreo total pero si muy abarcativo. En el tour, sumamos algunas que no están en el disco: “Casualidad”, “Chisme de zorro”, “El pupilo”, “Letra chica” o“Celofán”.

¿“Vampi” y “El maestro” pertenecen a etapas anteriores o fueron escritos de manera exclusiva para el flamante LP?

Las hicimos durante el proceso. Deseábamos obsequiar algo extra para no caer en un álbum de catálogo. Son el valor agregado. Escribimos cinco y seleccionamos dos. Tal vez, las restantes aparecen en un próximo larga duración pero aún no lo definimos.

“Somos una banda que no se revisó mucho y siempre estuvo medio en contra: no estamos todo el tiempo mirándonos el ombligo. En 25 años, muy pocas observamos el pasado porque preferimoscodificar las etapas con discos nuevos”, revela Panza. 

 

 

 

 

 

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...