En su espacio radial en “Primera Mañana”, la abogada previsional, se refirió a la idea que tiene Alberto Fernández para crear un banco social y comercial, financiado en principio con las inversiones por u$s22.000 millones acumuladas en el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS).

En ese sentido, Ana María Lallana, aseguró que, a partir del 10 de diciembre, cuando asuma Alberto Fernández, “habrá una inyección de vida a los jubilados».

“Supongo que va haber un aumento, una revisión con respecto a los medicamentos que otorga PAMI y supongo que se debe modificar y volver la Ley de Movilidad Previsional, a lo que era antes de la reforma de 2017”, dijo la especialista en alusión a las expectativas que tiene con la nueva gestión para el sector de los jubilados.

Entre las propuestas que la abogada previsional espera que se efectúen, está la de formar un banco para la seguridad social.

En ese contexto, sin olvidar el escenario económico de la Argentina, Lallana indicó que es una buena idea “si queremos otorgarles una mejora a los jubilados, pero también tenemos que negociar la deuda, con un FMI que se va a plantar en cuanto a las restricciones al gasto público”.

En alusión al Banco Social, aseveró que la propuesta gira en relación a que “la ANSES maneje los fondos, como si fuera una entidad bancaria con fines prestablecidos”.

La idea en estudio es que esta cartera de acciones, bonos, plazos fijos y préstamos se utilicen para mejorar los haberes, otorgar créditos hipotecarios y financiar la obra pública, así como proyectos privados.

Escucha el audio completo:

AgenHoy Digital