19/08/2016 | 11:00

Cachetazo de la Corte a Macri por el tarifazo y bifes en cuotas


Cachetazo de la Corte a Macri por el tarifazo y bifes en cuotas

*Por Jorge Joury

Con el fallo de la Corte Suprema declarando nulos los aumentos de tarifas del gas natural para los usuarios residenciales, el Gobierno sufrió una derrota polìtica y el peor de los cachetazos. Se trata, ni más ni menos, que de un nocaut fulminante a uno de los ejes de la administración de Cambiemos, como lo es la reducción de subsidios a los servicios públicos y el aumento expansivo de las tarifas para sostenerlo financieramente. El Alto Tribunal, no hizo más que marcar la cancha con una premisa inexorable: cumplir con lo que marca la Constitución, es decir, el llamado de audiencias públicas para transparentar los precios. Ya se lo había advertido a Macri una de las aliadas clave de la alianza Cambiemos, como es Elisa Carrió. Lo que quiso decir entre líneas el máximo organismo de justicia, es que el procedimiento para poner en marcha el tarifazo fue ilegal, insensible e irracional.

El gobierno llega a este naufragio, paradójicamente después de la  polémica reflexión del ministro de Energía Juan José Araguren, que despertó risas. Copiándose de una de las frases del general Perón (“la única verdad es la realidad”) el funcionario la utilizó en el Congreso para atenuar el impacto de los reproches del FPV. Pero el concepto fue premonitorio y tuvo un efecto boomerang. Se le volvió en contra al propio Presidente. Para los observadores polìticos, el fallo se veía venir, pero las primeras espadas del Gobierno subestimaron la posibilidad de semejante impacto y defendieron el relato hasta el último minuto. La justicia no hizo otra cosa que leer claramente la brutalidad del tarifazo, el malhumor creciente en la sociedad y salió a calmar los ánimos.

Estas cuestiones hicieron que el Alto Tribunal frenara de lleno la acometida oficial, frente a la magnitud de las subas que sumieron en el pesismo profundo a un país, jaqueado por otros males de la economía y con la frustración de no poder ver entrado el segundo semestre, la luz al final del túnel. Fue la inflación la que se metió en los bolsillos, para convencer a todos los segmentos sociales, incluídos empresarios en general y más aún los dueños de las pymes, acerca de la necesidad de restringir el consumo, reducir la inversión y la generación de empleos.

La Corte lo que hizo fue darle una lección al Gobierno de que deben respetarse los pasos legales. Ahora Macri deberá replantear su plan energético y llamar a audiencias públicas, algo que se caída de maduro antes de poner en marcha el más duro de los tarifazos. El fallo además acerca una lección de gradualismo y razonabilidad. No obstante, habrá nuevos capítulos en la pelea por la subsistencia de las industrias. Las Pequeñas y Medianas Empresas ya preparan amparos y medidas cautelares para frenar el tarifazo a sus actividades tras el fallo, que escindió a los usuarios residenciales del pago del aumento de gas, pero no a ellos. La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) aseguró que el fallo “ha sorprendido negativamente a la pequeña y mediana empresa que se siente desprotegida frente a la arbitrariedad de aumentos tarifarios que en muchos casos pusieron en tela de juicio la supervivencia de miles de fuentes genuinas de trabajo. También sorprende que en el fallo hayan quedado afuera los clubes de barrio, un sector altamente senesible que también deberá buscar la vía judicial para seguir subsistiendo con tarifas accesibles.

En ocho meses de gestión Macri no ha encontrado el rumbo, ya que la actividad económica continúa congelada y por ahora sin señales de que pueda salir del coma profundo. Sólo un eventual éxito del blanqueo y el demorado arranque de la obra pública podrían ayudar al Gobierno a salir de la noche polar. Hasta la prensa internacional le ha empezado a contar las costillas a la realidad argentina. Los balances en nada ayudan para que lleguen las inversiones extranjeras para el desembarco de la anunciada “revolución de la alegría”. Por ejemplo, la revista inglesa especializada The Economist, hace un anális descarnado de la realidad. Señala, que desde que llegó a la Casa Rosada, Macri vive “su primera gran crisis a raíz de los tarifazos”. Desde Italia también llegan malas noticias para los inquilinos de la Casa Rosada. El sitio La Stampa dispara también sin pelos en la lengua que ” la pobreza regresó de la mano del sucesor de Cristina Fernández de Kirchner”. Y para lo que termina de ser para el papelón en el país de los alimentos, el titular corona de la siguiente manera :”Bifes en cuotas y apagones. La era de Macri descubre de nuevo la pobreza”.

La carne en tres cuotas tiene que ver con la oferta que hace una carnicería de Lanús, denominada “Campos de Fátima”, ante la estrepitosa baja del consumo. También se menciona que “mientras el ministro Juan José Aranguren exponía en Diputados, sin conocer siquiera los costos de la energía en boca de pozo, los ciudadanos hacián el cálculo de como llegar a fin de mes”. Se advierte entre otras cuestiones, que “ultimamente en la Argentina, las cosas están fuera de control”. Además, se puntualiza que “el costo de los servicios en el área de Buenos Aires ha aumentado de repente, en proporciones que llegan a las diez veces”. El artículo remata de la siguiente manera: “aquí vive el 40% de la población, de los cuales, 13 millones son pobres”.

Tras mencionar el informe de la UCA en el que se dejó al descubierto que aumentaron los nuevos pobres desde diciembre, se subraya que los aumentos en los servicios públicos fueron frenados por la Justicia. “Después del entusiasmo inicial, las protestas con los tradicionales ruidazos han llevado al gobierno a la primera debacle”. Se argumenta finalmente, que “las dificultades económicas no solo afectan a los sectores con menores recursos”, al informar que la comida ya se paga en cuotas. El remate es contundente: ”La dificultad no es exclusiva de los sectores más pobres: la clase media se ajusta y los ricos esperan”. Ahora el Gobierno se ve en la obligación de moverse rápidamente llamando a audiencias públicas, para evitar otro golpe de la Justicia, esta vez con las tarifas de luz.

*Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información, graduado en la UNLP. Su correo electrónico es jorgejoury@gmail.com.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...