En su espacio radial, el Coordinador del Grupo Agenhoy  habló de la imprudencia  de los políticos a la hora  de las declaraciones  en un contexto   social y económico  como el que atraviesa la Argentina. “La irresponsabilidad es que por la boca muere el pez”, señaló.

En ese sentido se interrogó: “¿ O no se dan cuenta que la palabra dicha desde el pináculo de la gloria, que creen  ellos estar sentados, tiene repercusiones en todas partes?”.

“creo que ha llegado el momento de tener tranquilidad y quietud, el momento de saber que las campañas viene después”.

Escucha la nota completa:

NG