La Asociación Abuelas de Plaza de Mayo anunció en conferencia de prensa el hallazgo de la nieta 129, una mujer que vive en España y era buscada por su padre desde hacía años.

Madre desaparecida durante la Dictadura

Lo confirmaron en las últimas horas a través de los estudios de ADN fiscalizados por el juzgado federal número 12 a cargo del juez Sergio Torres. Los datos genéticos habían sido proporcionados por su padre, su hermano mayor y sus abuelos maternos.

Aquí parte del comunicado que brindó Estela de Carlotto:

“Las Abuelas de Plaza de Mayo, nuestros equipos y muchísima gente solidaria, nos ha ayudado a encontrar una nueva nieta. Los numeramos para darnos fuerza con el número que va aumentando. La nieta número 129 que podrá conocer a su padre que lo tengo acá a mi derecha, a sus hermanos –uno de ellos está acá- y también a su tío.

Comunicamos con enorme felicidad, el encuentro de una nueva nieta, hija de Norma Síntora, secuestrada embarazada de ocho meses y de Carlos Alberto Solsona, con quien podrá finalmente abrazarse luego de casi 42 años.

Norma Síntora nació en Cruz del Eje, Córdoba, el 9 de agosto de 1951. Allí hizo la escuela primaria y secundaria. En 1968 rindió libre las materias del 5to año del secundario y con su hermano Daniel se trasladaron a Córdoba Capital para ir a la universidad.

Norma comenzó a estudiar Ingeniería Electrónica. Durante el ingreso a la facultad durante 1968, conoció a su marido Carlos Alberto Solsona, quien venía de estudiar Ingeniería Química en Santa Fe y decidió cambiarse a electrónica para lo cual se mudó a Córdoba. Formaron pareja en 1974 y en marzo del ’75 se casaron y al año siguiente nació su primer hijo, Marcos.

Norma y Carlos militaban en el partido Revolucionario de los Trabajadores, Ejército Revolucionario del Pueblo. A ella, sus compañeros la llamaban “la morocha”, “Raquel”, “Marta” o la “Turca”.

Su familia la espera para abrazarla y reconstruir más de 40 años de historia arrebatados por el terrorismo de Estado”.

Norma Síntora fue secuestrada el 21 de mayo de 1977 en Moreno, provincia de Buenos Aires. Estaba embarazada de ocho meses. Pensaban llamar Pablo o Soledad al bebé que esperaban.

Escuchá el comunicado completo aquí:

Melisa Delgado Niglia