El parque industrial de Almirante Brown sufrió otra baja con el cierre de la empresa Gotan, ubicada en Junín 1375. La empresa estaba dedicada al diseño, desarrollo y producción de elementos de imagen corporativa y mobiliario urbano.

“Nos enteramos por medio del sindicato que ya estaba decretada la quiebra, en plena jornada laboral”, precisó uno de los delegados. Temen que vacíen el edificio y se encuentran, desde ese momento, en asamblea permanente.

El pedido es desesperado. “Necesitamos trabajar para el sustento de nuestras familias”, advirtió Néstor, quien -en sintonía con el accionar de trabajadores de otras fábricas que cerraron en la Región– precisó que se encuentran en el predio para cuidar la maquinaria.

“Estamos en la fábrica para cuidar los puestos y que no se roben las máquinas”, admitió. Los trabajadores se turnan para poder realizar una custodia integral de la maquinaria. “Todos necesitamos trabajar”, insistió.

NG