Así lo señaló en diálogo con la 97.7, la ex Diputada y Senadora Nacional, Hilda Chiche Duhalde: «La mayoría de los productos que consumimos, son producidos por la agricultura familiar. Es una tarea que no se la valora cuando es la que pone en las góndolas de los argentinos la mayoría de los alimentos».

En el marco de la jornada que se realizó con la Federación de Organizaciones Nucleadas de la Agricultura Familiar (FONAF), “El rol de la mujer en la agricultura familiar”, en la que “se reafirmó que la consecución de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas contribuirá de manera decisiva al progreso respecto de todos los objetivos de desarrollo sostenible y metas reafirmando la función y contribución decisiva de las mujeres de las zonas rurales incluidas las pequeñas productoras y agricultoras, mujeres indígenas y mujeres de las comunidades locales”, la ex funcionaria Duhalde dialogó con la 97.7 al respecto.

«Generalmente la que se visibiliza más es a la mujer de los centros urbanos y vemos menos lo que pasa con la mujer en el interior, en el campo», expresó «Chiche».

En cuanto al rol del Estado y su accionar frente a las familias productoras rurales, la referente política expresó que el mismo, «tendría que, desde el área de Agricultura, no haber sacado a los profesionales que los ayudan en los trabajos, devolver el monotributo social, abaratar los costos de electricidad y ayudarlos, no regalando, sino dando algún crédito para que puedan comprarse si necesitan la conservadora de verduras por ejemplo. El Estado tiene que estar para ayudarlos, repito, no regalando pero haciéndoselas más fácil porque en definitiva después vienen a la Capital y esos «verdurazos» que vemos son de ellos, que terminan regalando la mercadería».

«Es gente sana de espíritu y alma, criada bajo las estrellas, el sol, en el medio del campo. Es maravilloso escucharlos y me dan ganas de oírlos porque no reclaman lo que no les corresponde, lo hacen con mucho respeto», señaló Duhalde.

También hizo referencia al contexto socio – político en el que viven los argentinos: «En el país hemos perdido los límites, no hay respeto. Hoy la educación está en una decadencia absoluta. También el trabajo y empleo. Tenemos muchos problemas de salud, inseguridad, hay que tomarlos y reconocer que existen esos problemas. Hemos perdido la capacidad de escucha, creemos que somos muy sabios y no sabemos nada».

«Mi sueño más grande es ver a la Argentina de pie de verdad. Para verla de pie creo que el gobierno que viene tiene que ser de unidad nacional. Ese sueño supera a otro sueño personal que tengo, que es más difícil, que es gobernar la provincia de Buenos Aires», concluyó.

¡Escuchá la nota completa acá!

Melisa Delgado Niglia