El gremio de salud bonaerense CICOP mantiene firme su lucha contra el ajuste de María Eugenia Vidal en el sector.

Las paritarias salariales se convirtieron en el eje principal de una serie de temas como la falta de recursos humano e insumos en los hospitales. El vicepresidente del sindicato, Fernando Corsiglia, se refirió tanto a la gestión saliente de Vidal como a las expectativas puestas en la gestión entrante de Axel Kicillof. “Este año tenemos el presupuesto más bajo de la historia de la salud provincial”, disparó Corsiglia contra la gestión de los últimos cuatro años.

“Más allá de los vaivenes políticos de los últimos años, la situación de la salud es crítica pero se ha agudizada en esta etapa. Se instaron a votar presupuestos a la baja”, manifestó el gremialista de la salud bonaerense.


Cabe recordar que en julio se acordó entre el gremio y el Gobierno que la pauta salarial se rediscutiera en noviembre de acuerdo al avance de la inflación. El día después de las PASO la disparada inflacionaria fue del 30%, hecho que modificó por completo lo pautado, pero el gobierno bonaerense no volvió a llamar a paritarias.

“Nosotros vamos a reclamar hasta el último día, hasta el diez de diciembre lo haremos. Y le diremos a quien asuma muy rápido y concretamente que estos son los problemas que hay, para sentarnos a solucionarlo lo más rápido posible”, dijo Corsiglia, y remarcó las expectativas sobre la administración entrante de Axel Kicillof: “Va a ser importante que observemos un camino de retorno al sistema de salud de otros años. Tenemos la expectativa de nuevos discursos públicos y compromisos de este nuevo gobierno”.

Agenhoy