Mediante un comunicado, la CICOP, que nuclea a profesionales del sistema público de salud de la provincia de Buenos Aires, reclaman inmediata apertura de paritarias y además criticaron con dureza al flamante ministro de Economía nacional, Hernán Lacunza, al que debieron padecer durante casi cuatro años en territorio bonaerense.

Frente a la crisis económica y política, el gremio de la salud pide que se cumplan los acuerdos extrasalariales, que   se convoque a paritarias , presupuesto de emergencia para insumos y pleno funcionamiento de hospitales y centros de salud.

“Con todos estos reclamos, nos declaramos en estado de alerta, exigiendo respuestas urgentes que pongan en marcha recursos de emergencia a fin de evitar mayores perjuicios y padecimientos. El sistema de Salud, notablemente afectado por las políticas oficiales llevadas a cabo hasta aquí, requiere de la máxima atención en tanto tendrá la responsabilidad de brindar los cuidados sanitarios necesarios ante esta grave coyuntura”, reza el comunicado.

Además, CICOP cuestionó al nuevo Ministro de  Hacienda  nacional del que dijeron lo siguiente:

«CICOP, el sindicato de profesionales de la salud de la provincia de Buenos Aires, ha tenido a lo largo de estos casi cuatro años un variado intercambio con el Ministerio de Economía de la provincia, y en particular con su ministro Hernán Lacunza. Lo que tenemos para decir al respecto es que más allá de haber llegado a acuerdos a lo largo de los últimos tres años -que han sido muy laboriosos y que han sido producto de mucha tarea de nuestra parte- en cada uno de los años la pauta (de aumento salarial) que ha intentado establecer el Ministerio de Economía ha sido bien por debajo de la inflación que se preveía de una manera lógica. En todos los casos, el ministro planteaba una pauta que se emparentaba de una manera directa con el nivel nacional, donde había claramente una línea que era en acuerdo, y al mismo tiempo en la inmensa mayoría de las situaciones estaba alejada de la realidad. Hemos tenido propuestas y pautas que se planteaban en el 15 por ciento en un año que finalmente tuvimos una inflación de se acercó al 50 por ciento, y en cada uno de los años, la diferencia que intentaba imponer el gobierno y lo que finalmente era la realidad, era notable. Por otra parte, estamos ante la presencia de la provincia más rica y más endeudada de la República Argentina, en tanto lo que ha sucedido en cada año, la deuda que ha tomado la provincia ha sido sideral y será un gravísimo problema para los próximos años  para todos y todas las bonaerenses. En última instancia, la otra cuestión que queremos remarcar, es que el presupuesto en salud ha ido bajando sustancialmente año a año, y hemos llegado para el año en curso a un presupuesto que es el más bajo de la historia sanitaria provincial, de 5,5 %, lo que da cuenta de la escasa prioridad que ha tenido la salud pública para la gestión de gobierno, el gobierno de María Eugenia Vidal y el ministro de Economía, Hernán Lacunza.»

NG