FUENTE: PERSPECTIVA SUR.- El Juzgado Correccional N° 7 de Lomas de Zamora condenó a dos años de prisión en suspenso y 6 meses de inhabilitación al oficial principal Gustavo Serrano, subjefe del destacamento de Turdera, por el homicidio de la oficial de la Policía Local de Lanús Yanina Rocío Giménez (23), ocurrido accidentalmente durante una práctica de tiro.

Los magistrados entendieron que Serrano no había tenido intención de matar a la agente, por eso la causa terminó caratulada como “homicidio culposo”. Los hechos ocurrieron en la tarde del 24 de agosto de 2017, alrededor de las 15, en el Centro Provincial de Formación y Capacitación de la Policía de la localidad de Gerli, partido de Lanús.

En el curso del que participaba la víctima se estaba simulando una toma de rehenes junto a otros efectivos. En ese contexto, Giménez simulaba ser uno de los delincuentes y el imputado no se percató de que en su arma reglamentaria tenía una bala alojada en la recámara. Además los efectivos no llevaban colocados los chalecos antibalas.

El disparo accidental impactó en el pecho de Giménez, quien fue trasladada de urgencia al Hospital y falleció dos horas después en el quirófano. El Oficial Principal fue desafectado por el ministerio de Seguridad al entender que “actuó con total negligencia”.

Nando Rodriguez