Según informaron, los más de 69 mil alumnos y alumnas que forman parte del Servicio Alimentario Escolar (SAE) tendrán garantizado el acceso a su alimentación.

Así lo indicaron fuentes del Municipio de Almirante Brown, luego del anuncio de suspensión de clases dispuesta por el Gobierno Nacional para prevenir el avance de la Pandemia de Coronavirus.

El día domingo, el intendente Mariano Cascallares se reunió con los equipos del SAE (Salud, Desarrollo Social y Educación de la Comuna) para definir temas vinculados con la ampliación por parte de la Nación de las medidas para frenar al COVID-19.

Puntualmente cada establecimiento educativo se encargará de organizar que las familias retiren los alimentos por turnos.

Este mecanismo garantizará el acceso a la alimentación y evitará la reunión de muchas personas.

Rodrigo Gauna