Conflicto entre Rusia y el Reino Unido por el ataque a un ex espía ruso en suelo británico

Compartir

Moscú se negó a cumplir con el plazo de medianoche la jefa de Estado británica ayer para cooperar en el caso. El gobierno ingles anunció que expulsará a diplomáticos rusos de sus país y hará un boicot al Mundial de Futbol en Rusia, entre otras medidas.

El Reino Unido expulsará a 23 diplomáticos rusos después de que Moscú se negó a explicar cómo se utilizó un agente nervioso de fabricación rusa en un ex espía en Salisbury, según confirmó hoy la primera ministra británica, Theresa May.

Dijo que los diplomáticos, que tienen una semana para partir, fueron identificados como “oficiales de inteligencia no declarados”.

También revocó una invitación al ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, y dijo que la familia real no asistiría a la Copa Mundial de Fútbol a fines de este año.

Rusia niega haber participado en el intento de asesinato de Sergei Skripal.

La embajada rusa dijo que la expulsión de 23 diplomáticos era “inaceptable, injustificada y miope”.

El ex espía Skripal, de 66 años, y su hija, Yulia Skripal, de 33 años, siguen gravemente enfermos en el hospital después de haber sido encontrados en un banco el 4 de marzo.

Moscú se negó a cumplir con el plazo de medianoche de la líder británica ayer para cooperar en el caso, lo que llevó a anunciar una serie de medidas destinadas a enviar un “mensaje claro” a Rusia.

Entre ellos están, la expulsión de 23 diplomáticos, que tienen una semana para partir, mayor control de vuelos privados, aduanas y carga, el bloqueo de los activos estatales rusos donde hay evidencia de que pueden ser utilizados para amenazar la vida o la propiedad de nacionales o residentes del Reino Unido

Un boicot de los ministros y la familia real al Mundial de Futbol y la suspensión de todos los contactos bilaterales de alto nivel planeados entre el Reino Unido y Rusia

May dijo a los parlamentarios que Rusia no había dado “ninguna explicación” sobre cómo se utilizó el agente neurotóxico en el Reino Unido y dijo que el uso de un agente nervioso denominado Novichok de fabricación rusa en suelo del Reino Unido equivalía al “uso ilegal de la fuerza”.

Compartir

Comentarios