El Gobierno decidió aplazar 30 días la suba del impuesto a los combustibles, luego que el presidente Alberto Fernández le ordenara a la empresa YPF suspender un aumento previsto del cinco por ciento.

Mediante el decreto 103/2019 publicado este lunes en el Boletín Oficial, se postergó para el 31 de enero la suba prevista del impuesto a los Combustibles Líquidos y al Dióxido de Carbono.

El aumento del gravamen, que se actualiza en forma trimestral en base al Índice de Precios al Consumidor (IPC), ya había sido postergado en octubre pasado por la administración del ex presidente Mauricio Macri.

Para justificar la medida, en los considerandos del decreto se hace mención a la referencia a la sanción de la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el Marco de la Emergencia Pública, y la necesidad de «la estabilización de los precios de los combustibles».

Agenhoy