Conducir segura y responsablemente es fundamental para cualquier persona, y más aún para las mujeres embarazadas. El uso de cinturón de seguridad, es una de las precauciones más importantes que se deben tomar a la hora de conducir, ya que éste reduce la muerte o cualquier tipo de lesiones en caso de que sufran un accidente de tránsito. Además, es importante que los vehículos en los que conducen estén en óptimas condiciones, de manera que se refuerce la seguridad tanto de la madre como del bebé. Para profundizar sobre este tema, a continuación dejamos algunos consejos para embarazadas al volante.

Reglas de las aseguradoras

Además de la existencia de una ley, las compañías que proveen el seguro de autos poseen una regla de no pagar la póliza en caso de embarazadas que sufran accidentes y no lleven puesto el cinturón. Esta regla es parte de una campaña que busca hacer cumplir la ley y concientizar y educar a las conductoras sobre el daño que pueden sufrir como consecuencia de no utilizar de forma correcta el cinturón de seguridad. Siga este enlace para saber más sobre seguros.

Las embarazadas siempre deben usar el cinturón

Muchas veces las personas circulan sin el cinturón de seguridad, argumentando que el trayecto será corto y que son pocas las cuadras que deben atravesar para llegar a destino. Este argumento es un verdadero error, ya que por más corto que sea el camino, siempre existe el peligro de sufrir algún choque o accidente. El caso de las embarazadas es aún más importante, ya que diversos estudios demostraron que en caso de sufrir accidentes, tienen más posibilidades de dar a luz de manera prematura. Además, también crecen los riesgos de muerte para los fetos, algo que está demostrado por numerosas estadísticas.

Colocar el cinturón de forma correcta

El simple uso del cinturón de seguridad no basta para estar prevenidas, sino que este debe ser colocado correctamente para que sea totalmente efectivo. Las mujeres embarazadas deben ubicar la tira horizontal por debajo del abdomen, y la tira diagonal debe correr por encima del hombro y el esternón. Si no se utiliza de forma correcta, la conductora puede sufrir varios daños como hematomas, traumatismos e incluso lesiones más graves y complejas.

Cinturones especiales

Si bien los cinturones tradicionales funcionan correctamente, también existen en el mercado algunos especiales y exclusivos para embarazadas. Nunca está de más invertir en este tipo de soluciones y de esa manera prevenir lesiones tanto de la madre como del feto. Además, es posible encontrar diversos almohadones diseñados exclusivamente para fijar el cuerpo de manera cómoda y segura.

Evitar una conducción brusca y veloz

Durante los embarazos, se recomienda no realizar maniobras bruscas y fuertes y evitar adelantarse a otros automóviles cuando no sea totalmente necesario. Los cambios drásticos o excesos de velocidad pueden generar movimientos peligrosos y fuertes golpes que pueden poner en peligro tanto la salud de la conductora como la del futuro bebé.

Nando Rodriguez