Lo afirmó el Julio Crivelli, presidente de la Cámara Argentina del rubro, y aseguró que «todos» los empresarios de la actividad «están pendientes del resultado de las elecciones» presidenciales para tomar decisiones.

«La construcción es pro cíclico. Cuando hay crisis, somos los primeros en sufrir y cuando la economía se empieza a mover, somos los primeros en salir. En este momento la estamos pasando mal», sostuvo.

Según Crivelli, todos los constructores «están pendientes del resultado de las elecciones. El mercado analiza que es lo mismo empezar ahora que en enero del año que viene. Es clave conocer el nuevo escenario económico y saber para dónde va la Argentina.   Tampoco ayuda mucho la tasa de interés», manifestó en una entrevista publicada por el diario Ámbito Financiero.

Agenhoy