El Hospital de Alta Complejidad en Red El Cruce puso en marcha el servicio de “consultorios virtuales” para garantizar las prestaciones a sus pacientes.

En el marco del COVID-19, la atención por consultorios externos en el hospital se vio afectada. Para contribuir a que la población cumpla con el aislamiento hubo que disminuir la circulación de personas y evitar la concentración en salas de espera. 

Ante esta situación la Telesalud se ha convirtió en un campo destacado para emplear formas rutinarias e innovadoras de las tecnologías de la información y la comunicación para abordar las necesidades de salud.

El director del Hospital Ariel Sáez de Guinoa sostuvo “seguimos las recomendaciones del gobierno nacional y el ministerio de Salud de la Nación. Promueve el uso de plataformas de teleasistencia y/o teleconsultas con el objetivo de garantizar las prestaciones de salud de la población. Desde el Hospital nos pareció oportuno utilizar el área de Telemedicina para poner en funcionamiento los consultorios virtuales. Así pudimos continuar con el seguimiento y/o tratamiento de los pacientes con una muy buena aceptación de la gente”.

La experiencia comenzó con una primera etapa a mediados de abril incorporando y sensibilizando a los servicios del hospital. Se armó una lista de pacientes priorizados y otra de profesionales que son los encargados de atender los consultorios. La modalidad del consultorio virtual se adapta según la situación del profesional y/o paciente. La consulta puede realizarse desde el Hospital o desde su domicilio a través de Telemedicina. Es decir a partir de una plataforma de teleconferencia online se ponen en contacto el médico con el paciente. El médico realiza el registro de datos clínicos en la historia clínica del Hospital.

«El proyecto se encuentra dentro del marco normativo regulatorio vigente en nuestros país. Tiene en cuenta las recomendaciones para el uso de la telemedicina publicadas por la Secretaría de Gobierno de Salud.

Derechos del Paciente (Consentimiento Informado)

Se incorporaron consentimientos informados y la utilización de herramientas tecnológicas con estándares de seguridad avalados por el Programa Nacional de TeleSalud. «Las teleconsultas son un medio complementario», remarcó  Alejandro Koch coordinador del área de Telemedicina de El Cruce.

«El consultorio virtual surge como una demanda ante la pandemia del COVID19 y el aislamiento social que estamos atravesando. Todo servicio que desea realizar consultorios virtuales tiene que enviar una lista de pacientes priorizado y otra de profesionales. Luego, Gestión arma la agenda y se encarga de hacer el primer contacto con el paciente.

Esa información es enviada a Telemedicina y nosotros le enviamos un instructivo con el uso de la plataforma y también el consentimiento informado. Se llama a los pacientes, se realizan las pruebas de conexión desde su domicilio, y se procede a lectura del consentimiento informado. Esta instancia es grabada y luego incorporada a la historia clínica del paciente, el siguiente paso es validar el turno para la consulta virtual. Por otro lado, también se capacita al profesional en el uso de la plataforma dado que tiene sala de espera y tiene que saber administrarla. A su vez se le brindan pautas básicas del contexto adecuado, sobre todo a los que estarán en domicilio para evitar interferencias», sostuvo el Dr. Koch.

La experiencia de una profesional

La endocrinóloga Silvina Santoro dijo que «los pacientes se mostraron muy receptivos y agradecidos por esta posibilidad. Valoran que desde la salud pública se haya gestionado una alternativa virtual para poder continuar sus seguimientos y tratamientos, y para evacuar dudas sin perder la conexión humana».

«La plataforma permitió una excelente conectividad, y los profesionales disponemos de los análisis y otros estudios complementarios al momento de la consulta, para poder hacer una devolución completa al paciente. Asimismo, contamos con la historia clínica informatizada del paciente, para poder volcar toda la información de la consulta y planificar los controles a futuro», puntualizó la Dra. Santoro.

Liliana Lopez