La Asociación Regional de Diálisis y Trasplantes Renales de la Capital Federal y Provincia de Buenos Aires (ARD) avisó que procederá a cortar el servicio desde el 22 de enero a los pacientes del programa Incluir Salud producto de una millonaria deuda que generó el macrismo.

“Actualmente, la deuda con los más de 100 establecimientos que brindan diariamente atención a los aproximadamente 850 pacientes de Incluir Salud y Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires asciende a $ 260.287.370,88”, indicó la ARD en un comunicado.

Asimismo, la entidad avisó que si no apareciese una solución antes de esa fecha la medida podría extenderse con un corte total de las prestaciones. En esa línea, confirmó que se movilizará al Ministerio de Salud para darle fuerza al reclamo.

La advertencia de la ARD no es aislada, sino que data de los últimos meses del 2019, cuando en octubre notificaron una deuda de 700 millones de pesos. En noviembre la situación llegó a la Cámara de Diputados y el exlegislador Avelino Zurro pidió, sin éxito, que el exministro de Salud Andrés Scarsi informe la situación.

“Debido a la deuda millonaria se están quedando sin insumos y deben autoabastecerse con recursos propios, situación que deja en jaque la continuidad de los tratamientos”, describió el por entonces representante de la Cuarta sección electoral.

En las últimas horas, el flamante ministro de Salud Daniel Gollán detalló que “en el global, entre IOMA (Instituto de Obra Médico Asistencial), el Ministerio e Incluir Salud son unos $14.000 millones de deuda, en medio de una situación financiera muy comprometida”.

En rigor, el ministro aseguró que el programa Incluir Salud en territorio bonaerense, que depende de la Agencia Nacional de Discapacidad, dejó de recibir fondos en mayo y la deuda global acumulada con los distintos proveedores y prestadores de la provincia asciende a $ 1.800 millones.

Agenhoy