Se trata de los préstamos relanzados en abril de este año, que ya llevan $55.000 millones dirigidos a jubilados, pensionados y beneficiarios de AUH.

Estos, debutaron en 2017, y hay quienes sostienen en las filas del mismo gobierno que esta inicitativa les valió el triunfo en las elecciones de medio término.

Los créditos provienen del Fondo de Garantía de Sustentabilidad, órgano que hoy administra 1,86 billones de pesos o 42.000 millones de dólares.

TODA LA INFO ACÁ:

Los préstamos se relanzaron este año, y según las cifras arrojadas por la propia entidad que los otorga, los resultados tienen impacto en el consumo, al que el ejecutivo destina $1000 por día. En los últimos dos meses, fueron a bolsillos de jubilados, pensionados, beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y otros programas, 55.367 millones de pesos en forma de créditos, en concepto de distintos montos y plazos.

Acorde a los datos de ANSeS, el dinero de quienes tomaron estos préstamos se distribuyó así: el 47% para construcción y reforma del hogar, el 22% a la compra de alimentos o indumentaria, un 17% para el pago de préstamos, 7% en atención médica y gastos de salud, un 2% para iniciar un nuevo negocio o emprendimiento, otro 2% hacia la compra de productos para el hogar, y finalmente un 3% para destinos no definidos.

El organismo que conduce Emilio Basavilbaso presta hasta a 60 meses de plazo a tasas que van del 44 al 54% anual. Otro dato en relación a lo regional, indica que el 38% de los créditos fueron a parar a beneficiarios con domicilio en la Provincia de Buenos Aires.

Carolina Bisgarra