Por Melisa Delgado Niglia.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos difundió sus estadísticas sobre ventas en Supermercados y Autoservicios mayoristas y Centros de compras con datos a julio de 2019. Ambos cayeron  en términos interanuales.

Los dos indicadores llevan un total de 12 meses de caída, los últimos 8 a un ritmo de dos dígitos (entre 10 y 14% los supermercados, y entre 15 y 23% para los centros comerciales).

En supermercados, las ventas totalizaron total de $23.826,8 millones, lo que representa un aumento de 4,2% respecto al mes anterior,  pero una caída del 13,2% en relación junio de 2018.

En las góndolas, los grupos de artículos con los aumentos más significativos fueron: Lácteos, 61,8%; Carnes, 58,9%; Artículos de limpieza y perfumería, 57,5%; y Almacén, 50,1%. Y los lugares con las subas más importantes fueron: «Resto de Buenos Aires», 51,3%; Neuquén, 50,6%; Santa Fe, 47,2%; Río Negro, 45,1%; Córdoba, 44,7%; y CABA, 44,2%.

“En cuanto al aspecto alimentario, no hay elección. Mediante las políticas tan crudas -que lleva adelante Mauricio Macri y en la provincia María Eugenia Vidal- , la persona no puede elegir qué comer. En esta situación de emergencia catastrófica que se está viviendo en los barrios, es ir a las posibilidades con las que cuenta que son los fideos más económicos, harina, azúcar. Carnes muy poco porque se fue corriendo el alimento que era como base de nuestro pueblo y lo que se hace es subsistir”, expresó Oscar Andrada del Frente Carlos Cajade, en diálogo con AgenHoy.

“Nosotros vemos en los cuerpos y rostros cómo las personas se van engordando pero enflaqueciendo por otro lado. Se ve la angustia”, agregó Andrada

“Le pedimos al gobierno nacional aumento de salario, bono de emergencia, declaración de la emergencia social, alimentaria y laboral y aumento en las raciones de alimentos y meriendas tanto en comedores y merenderos populares como en las escuelas”, señaló por su parte, Laura Bitto, del Movimiento Popular La Dignidad, CTEP.

Melisa Delgado Niglia