En su columna de los jueves en “Primera Mañana”, el periodista Eduardo Anguita analizó la situación alarmante que vive el país americano.


Tras desconocer por ilegítimas las elecciones en las que Nicolás Maduro se proclamó el año pasado reelecto como presidente de Venezuela y de declararlo «usurpador» del poder tras su reasunción el 10 de enero pasado, el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, se proclamó presidente interino del país, encargado de las funciones ejecutivas hasta tanto se realicen elecciones democráticas y transparentes.
El apoyo a Nicolás Maduro se ha ido reduciendo en las Américas, donde la gran mayoría de los países desconoció su reasunción como presidente y el miércoles comenzó a reconocer a Juan Guaidó como máxima autoridad legítima del país a cargo del Poder Ejecutivo.
Donald Trump fue el primero en reconocer oficialmente al Presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, como el presidente interino de ese país.
“Lo que hay que lamentar en los últimos tres días por lo menos 22 muertos, de los cuales algunos fueron por la represión, algunos fueron por los saqueos, porque Venezuela está viviendo una situación económica dramática”, dijo Anguita.

Por otro lado, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró desde el balcón de la sede de Gobierno en Caracas, que en su país «no se rinde nadie» y anunció la ruptura de relaciones con Estados Unidos. Acusó a Washington de «ordenar» un golpe de Estado contra su gobierno horas después de que el jefe de la Asamblea Nacional Juan Guaidó se autoproclamara como mandatario de su país.
En ese sentido, el analista político expreso que, “si las lecciones de mayo de 2018 fueron ilegitimas y fraudulentas, Nicolás Maduro es un usurpador, si esas elecciones no lo fueron y en realidad Maduro tuvo los votos suficientes como para mantenerse en el poder lo de Juan Guaidó es una payasada” Y añadió: “Yo no tengo la respuesta y creo que la mayoría de la gente esta hablando más por ideología que por respeto a las instituciones”.
Además Anguita aseguró que la situación del país americano, trasciende los limites de estos actores políticos: “Debería resolverse para saber si la legitimidad de Guaidó o de Maduro desciende de un fraude o aquellas elecciones fueron buenas”.
“Lo cierto es que Nicolás Maduro en mayo de 2018 no le permitió a muchos observadores internacionales estar, lo cual monta un manto de sospecha amén de la crisis económica financiera y de la caída bestial en la producción de petróleo que es, la madre de la caída económica de Venezuela”.

 

AgenHoy Digital