Cuatro de cada diez niños argentinos son pobres, de acuerdo a informe de UNICEF

Compartir

Unicef emitió una seria advertencia sobre la situación económica y el cumplimiento de los derechos de la niñez. “La Argentina se enfrenta a un complejo entorno económico que plantea retos y decisiones difíciles para garantizar el cumplimiento de los derechos de los niños, niñas y adolescentes.

La aceleración inflacionaria y la caída de la actividad tienen consecuencias sobre los salarios reales afectando el poder adquisitivo de las familias e impactando en el bienestar de sus miembros. Los hogares con niños y niñas son los más expuestos a riesgos, en particular, los que ya estaban situación de pobreza, con bajo nivel de ingreso o empleo informal.

La pobreza sigue concentrada en la niñez y adolescencia: alcanza a 4 de cada 10 niños, niñas y adolescentes frente a un 25,4 por ciento para la población en general”, indicó.

Unicef, que depende de Naciones Unidas, analizó que “las crisis económicas tienen enormes consecuencias para los niños, niñas y adolescentes. Existe el riesgo de que abandonen la escuela, ingresen tempranamente al mercado laboral, disminuyan la cantidad y calidad de alimentos que consumen, vean restringido su acceso a los servicios de salud, y/o sean víctimas de violencia. Garantizar los derechos de niños, niñas y adolescentes tiene implicaciones en las políticas económicas y sociales y en la asignación y distribución de los recursos”.

Si bien el organismo dice que el Presupuesto 2018 “muestra un compromiso para llevar adelante una agenda favorable a la niñez”, advirtió al gobierno de Mauricio Macri diciendo que “en los hechos, muchas de las iniciativas con impacto en la niñez registran importantes niveles de subejecución presupuestaria a lo largo del año en curso y pueden verse afectadas por futuros recortes presupuestarios”.

Compartir

Comentarios