A pesar de que Mirtha Legrand es una férrea defensora de las políticas implementadas por el gobierno que encabeza Mauricio Macri, la veterana estrella televisiva estalló de odio cuando el jefe de Estado no la invito a su celebración cumpleañera del 8 de febrero último.

“Macri no me invitó a su cumpleaños, entonces yo tampoco lo invitaré al mío. De ningún modo”, dijo Legrand, mostrándose bastante molesta por el desaire presidencial.

En varias oportunidades la conductora de los almuerzos aseguró que “daría” su vida “para que no vuelva el kirchnerismo” y en su programa resaltaba las políticas oficiales de la administración Cambiemos.

“La Chiqui”, como se la conoce popularmente, casi siempre supo acomodarse al poder de turno y de esa manera celebrar a gobiernos militares y ultra neoliberales.

LF