El intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, aportó su casa para una cena que tuvo como protagonistas a Cristina Fernández, Sergio Massa, Axel Kicillof y Verónica Magario.

También estuvieron Fernando Espinosa, de La Matanza, y Martín Insaurralde, de Lomas de Zamora, quien oficia de enlace con gran parte de los intendentes. Estaba previsto que también participara Alberto Fernández, pero se demoró en otra reunión, aunque ya había hablado a solas un rato antes con Cristina Fernández en el Instituto Patria donde recibieron al gobernador saliente de La Pampa, Carlos Verna, y a su sucesor Sergio Ziliotto, según confiaron fuentes del espacio.

El encuentro es considerado como una suerte de puntapié inicial del recorrido de campaña que se pondrá en marcha la próxima semana, mientras la expresidenta viaje a Cuba para estar con su hija, Florencia.

No trascendieron detalles, pero todas las fuentes consultadas por Agenhoy coincidieron en expresar que se «se trató de una reunión operativa».

Massa y Cristina ya se habían visto de manera personal este año, pero de todos modos el reencuentro sellado con un acuerdo genera en esta primera instancia de la campaña un interés especial.

Melisa Delgado Niglia